Guía completa para limpiar, humectar y tonificar la piel Guía completa para limpiar, humectar y tonificar la piel

Limpieza, tonificación y humectación son las tres claves para lucir una piel radiante. Siga leyendo para descubrir recetas naturales para aplicar en casa.

Limpieza

Limpiador facial fragante

Este limpiador facial, de agradable perfume, es una manera suave de retirar el maquillaje y limpiar la piel. Es apropiado para todo tipo de cutis. El aceite de almendras, jojoba o palta son especialmente aptos para el cuidado de la piel; se los puede encontrar en dietéticas y tiendas naturistas. Si no suele usar estos aceites, puede reemplazarlos por aceite de oliva o de canola.

Ingredientes:

¼ de taza de aceite de oliva

¼ de taza de aceite de almendras, jojoba o palta -optativo-

10 gotas de aceite esencial de lavanda

 

Paso a paso:

Colocar el aceite de oliva, el de almendras y el aceite de lavanda en un frasco de 120 cc, de vidrio esterilizado con una tapa que ajuste bien. Agitar hasta que todo se integre. Conservar en un lugar fresco y oscuro. Para usar, impregnar una mota de algodón con el aceite y pasar sobre el rostro para retirar el maquillaje. Enjuagar bien con agua tibia y continuar con el tónico.

Limpiador de canola y aceite de árbol del té

Este limpiador se usa en pieles normales a secas, con tendencia a imperfecciones o manchas.

Ingredientes:

¼ de taza de aceite de canola

10 gotas de aceite de árbol del té

 

Paso a paso:

Colocar el aceite de canola y el de árbol del té en un frasco de 120 cc, de vidrio esterilizado con una tapa que ajuste bien. Agitar hasta que todo se integre. Conservar en un lugar fresco y oscuro. Para usar, impregnar una mota de algodón con el aceite y pasar sobre el rostro para retirar el maquillaje. Enjuagar bien con agua tibia y continuar con el tónico.

 

Home_300x250_1

Tonificación

Tónico clarificante de té verde


Esta mezcla, suavemente astringente, contiene vinagre para restaurar el equilibrio en el pH de la piel. El té verde, rico en antioxidantes, ayuda a contrarrestar el daño que produce el sol, y se dice que las semillas de hinojo limpian profundamente e hidratan. La glicerina vegetal se puede conseguir en dietéticas o por internet.

 Ingredientes:

1 cucharada de hojas de té verde (si no tiene té en hebras, abra 1 o 2 saquitos de té)

1 cucharada de semillas de hinojo trituradas

½ taza de agua hirviendo

2 cucharadas de vinagre de manzana

1 cucharada de glicerina vegetal

 

Paso a paso:

Colocar en un bol las hojas de té y las semillas de hinojo y cubrirlas con el agua hirviendo. Tapar el recipiente y dejar reposar hasta que el agua se enfríe. Colar. Combinar el agua del hinojo, el vinagre y la glicerina en una botella.

Para usar, agitar bien. Impregnar una mota de algodón y aplicar sobre el rostro después de la limpieza. Conservar el tónico en la heladera y usar dentro de los 10 días.

Astringente de menta

El agua de cebada aporta zinc y azufre, dos minerales que ayudan a equilibrar la producción de grasa. La menta es refrescante y estimulante, y el romero calma la inflamación.

Ingredientes:

1 cucharada de menta inglesa seca

1 cucharada de romero seco

½ taza de hamamelis

2 cucharadas de vodka

1 cucharada de cebada perlada

½ taza de agua

5 gotas de aceite esencial de menta (optativo)

 

Paso a paso:

1. Triturar la menta y el romero en la licuadora o molinillo de café limpio. Pasarlos a un frasco con una tapa que ajuste bien.

2. Agregar el hamamelis y el vodka. Tapar bien el frasco y agitar vigorosamente durante unos minutos. Guardar el frasco en la alacena y dejar reposar 10 días. Al cabo de ese tiempo, filtrar el líquido en un frasco para envasar conservas, esterilizado y con tapa.

3. Colocar en una olla la cebada con el agua. Llevar a hervor; luego bajar el fuego y mantener a hervor lento, tapado, 15 minutos. Dejar enfriar y colar para reservar el líquido.

4. Combinar el agua de cebada y el líquido de las hierbas. Agregar el aceite de menta.

5. Conservar en la heladera hasta dos semanas. Agitar bien antes de cada uso y aplicar sobre la piel con una mota de algodón.

 

Rocío para la piel con aromaterapia

Use este refrescante instantáneo para eliminar los residuos de limpiador facial y el exceso de transpiración y grasitud. Los aceites de pomelo y limón tienen propiedades astringentes y blanqueadoras, y el vinagre de manzana equilibra el pH de la piel.

Ingredientes:

½ taza de agua mineral gasificada

½ taza de hamamelis

1 cucharada de vinagre de manzana

5 gotas de aceite esencial de lavanda

5 gotas de aceite esencial de pomelo

3 gotas de aceite esencial de limón

Paso a paso:

1. En una botella con pico vaporizador fino, colocar el agua, el hamamelis y el vinagre. Agregar los aceites esenciales de lavanda, pomelo y limón.

2. Para usar, agitar y rociar delicadamente sobre el rostro y cuello, evitando los ojos. Conservar en la heladera hasta un mes.

Humectación

Humectante diario

Este humectante dejará su piel húmeda y rehidratada, y es perfecto para piel normal o mixta. Aplicar dos veces por día, después de tonificar. Aunque los aceites de damasco, jojoba y germen de trigo se consiguen en cualquier dietética, se los puede reemplazar por aceite de oliva virgen, pero el producto no resultará tan ligero ni nutritivo.

Ingredientes:

2 cucharadas de aceite de pepita de damasco

1 cucharadita de aceite de jojoba

1 cucharadita de aceite de germen de trigo

6 gotas de aceite esencial de lavanda

2 gotas de aceite esencial de limón (omitir si se usará en pieles sensibles)


Paso a paso:

Colocar todos los ingredientes en un frasco de vidrio esterilizado con una tapa que ajuste, y agitar bien. Conservar en un lugar fresco y oscuro y usar dentro de los dos meses.

 

Crema de belleza de Galeno

Supuestamente, el médico y filósofo griego Galeno pergeñó esta receta por primera vez en el siglo II. Esta antigua crema es tan efectiva hoy como lo fue hace dos mil años, y vale la pena tratar de conseguir cera de abejas en su tienda de dietética solo para probar este suavizante tratamiento facial. El agua de rosas también se consigue en dietéticas o negocios gourmet. Esta crema también sirve como desmaquillante y humectante, y es apta para todo tipo de piel.

 

Ingredientes:

28 g de cera de abejas

⅓ de taza de aceite de oliva virgen

2 cucharadas de agua o agua de rosas

5 a 10 gotas de aceite esencial de lavanda

 

Paso a paso:

1. Derretir la cera en un recipiente de vidrio o de acero, a baño de María. En una ollita de vidrio o de acero inoxidable, calentar ligeramente el aceite y verterlo sobre la cera fundida. Batir hasta que se mezclen bien.

2. En la olla, calentar el agua o agua de rosas. Luego, verterla gota a gota sobre la mezcla de aceite y cera, mientras se revuelve. Retirar del fuego y revolver hasta que la mezcla se enfríe y espese. Agregar el aceite de lavanda y mezclar.

3. Colocar la preparación en un frasco con ayuda de una cuchara. Conservar en un lugar fresco y oscuro; dura unos tres meses.

 

Serum humectante para piel grasa

Incluso la piel grasa necesita un humectante liviano, para crear una barrera entre la piel y los contaminantes del ambiente. El aceite de oliva es nutritivo, la canela reduce la inflamación, y los aceites esenciales son curativos y antibacterianos.

 

Ingredientes:

1 varita pequeña de canela en rama

½ taza de aceite de oliva virgen

5 gotas de aceite esencial de árbol del té

5 gotas de aceite esencial de lavanda

 

Paso a paso:

1. Triturar ligeramente la canela y colocarla en un recipiente pequeño con tapa. Agregar el aceite de oliva y dejar reposar, tapado, durante 10 días. Colar. Añadir al aceite los aceites esenciales de árbol del té y de lavanda.

2. Verter el serum en un frasco pequeño, esterilizado. Para usar, entibiar unas gotas entre los dedos y masajear suavemente sobre la piel limpia y algo húmeda. Conservar en un lugar fresco y oscuro.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Articulo_300x600
Mis Recetas 300 x 250
Publicala
Notas Relacionadas