5 ideas para cocinar con queso 5 ideas para cocinar con queso

No hay que ceñirse siempre a lo mismo cuando se trata de usar quesos para cocinar; una variedad diferente le brindará un toque nuevo a tus comidas diarias. Los platos con queso suelen ser los más rápidos y es asombroso lo que se puede lograr con ingredientes que ya se tienen en casa.

 Todas estas recetas son para 4 porciones.    

CIABATTA TOSTADA CON FONTINA Y JAMÓN 

Escurrí 280 g de pimientos rojos en conserva y cortalos en rebanadas.Mezclá con hojas para ensalada y agregá 2 cdas. de aceite de oliva, 2 cdas. de jugo de limón, 1 diente de ajo machacado y 1 atado de perejil picado. Sazoná y mezclá. Cortá 250 g de queso fontina o queso azul en láminas y distribuí sobre rebanadas de ciabatta tostadas. Servilas con 200 g de jamón y la ensalada con su aliño picante.

ENSALADA DE QUESO FETA Y GARBANZOS

Escurrí 250 g de queso feta y cortalos en cubos de 2 cm. Colocalos en un bol y espolvorealos con 1⁄2 cdta. de orégano seco, abundante pimienta negra molida, una buena pizca de ají molido, 1 cda. de jugo de limón y 3 cdas. de aceite de oliva. Mezclá con suavidad y dejá marinar mientras se prepara el resto de la ensalada. Escurrí una lata de 400 g de garbanzos y colocá en la ensaladera. Añadí 100 g de tomates secos tiernos, picados, y 75 g de berro. Agregá la mezcla de queso feta y marinada y revolvé delicadamente.

PASTA CON QUESO PARMESANO Y ZUCCHINI 

Cociná 400 g de pastas al huevo secas (o usar 500 g de pastas al huevo frescas de cocción rápida) siguiendo las instrucciones del envase y escurrí. Mientras tanto, en una sartén gruesa calentá 2 cdas. de aceite de oliva, agregá 1 cebolla morada picada y cociná a fuego lento 3 minutos. Incorporá 4 zucchini, rallados gruesos (es fácil hacerlo en la procesadora) y 2 dientes de ajo machacados. Cociná a fuego medio-alto 2 minutos, revolviendo con frecuencia. Agregá la pasta, junto con 150 ml de crema, si se prefiere. Mezclá con suavidad y sazoná. Colocá en una fuente y espolvoreá con 50 g de queso parmesano o un queso de pasta dura estilo italiano, rallado. Serví con ensalada de tomates con una vinagreta sencilla.

WELSH RAREBIT A LA ANTIGUA 

Rallá 250 g de queso cheddar estacionado de sabor intenso (también se puede usar un buen gloucester doble o queso azul). Colocalo en una olla de fondo grueso de tamaño mediano (preferentemente con antiadherente) junto con 10 g de manteca1 cdta. de mostaza (inglesa, granulada o de Dijón), abundante pimienta negra molida y 4 cdas. de cerveza ligera o leche descremada. Llevá a fuego bajo y derretí lentamente, mientras se revuelve, hasta que esté espeso y liso. Serví cdas. sobre 4 tostadas gruesas y calentá en la parrilla del horno hasta que esté dorado y con burbujas. Serví con hongos asados y una ensalada de hojas verdes, como refrigerio o almuerzo ligero.

MACARRONES VELOCES

Cociná 500 g de macarrones al huevo frescos (o mostacholes o macarrones de cocción rápida) en agua hirviendo, 4 minutos o según las instrucciones del envase. Agregá 250 g de arvejas congeladas en los 3 minutos finales de cocción. Escurrí, reservando aproximadamente 5 cdas. del agua de cocción. Colocá la pasta en una ensaladera entibiada. Aparte, mezclá el líquido reservado con la ralladura de 1 limón y el jugo de 1⁄2 limón, sal y pimienta. Vertí sobre la pasta y las arvejas. Desmenuzá o cortá en daditos 125 g de queso de cabra cremoso y agregalo en la ensaladera. Revolvé con suavidad para mezclar los ingredientes y serví acompañado de una ensalada de tomate y hojas verdes.    

Home_300x250_1
Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Articulo_300x600
Mis Recetas 300 x 250
Publicala
Notas Relacionadas