Más frutos secos, menos colesterol Más frutos secos, menos colesterol

Las aguas están divididas. Antes, se los descartaba de las dietas; ahora, son los grandes aliados en el aporte de grasas buenas.

Sí, comer frutos secos es beneficioso para controlar los niveles de colesterol. Puede parecer una contradicción, ya que los frutos secos son grasos, pero son excelentes para el colesterol. Esto se debe en parte a las grasas monoinsaturadas que contienen, que ayudan a disminuir el colesterol. Merendar almendras en lugar de facturas, papas fritas o galletitas saladas todos los días podría disminuir su colesterol malo casi un 10 por ciento. Y otro beneficio es que la vitamina E y los flavonoides de las almendras protegen al LDL de la oxidación, el primer paso en la generación de la placa que obstruye las arterias.


¿Quiere elevar su HDL al mismo tiempo?

Coma nueces. En un estudio realizado en 58 mujeres y hombres, se descubrió que el colesterol malo disminuyó en un 10 por ciento y el colesterol bueno se incrementó en un 18 por ciento al ingerir cerca de 14 mitades de nueces por día durante seis meses.


Las nueces tienen muchas calorías, así que tenga cuidado con las porciones. Una porción de 15 gramos y 90 calorías puede consistir en 12 almendras, 8 castañas de Cajú enteras, 8 nueces pacanas, 26 pistachos o 7 mitades de nuez. El doble de esta cantidad constituye una porción de 180 calorías. Un buen consejo para controlar las porciones: guarde 22 almendras en una caja pequeña (puede ser una caja de pastillas, por ejemplo) y llévelas al trabajo en lugar de una golosina.

Home_300x250_1
Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Articulo_300x600
Publicala
Notas Relacionadas