El ejercicio es la clave para evitar los dolores de espalda El ejercicio es la clave para evitar los dolores de espalda

Mantenerse activo y evitar el sedentarismo son dos de las claves para prevenir el dolor de espalda. No pierda el tiempo y póngase en movimiento cuanto antes.

Levántese del sofá o la silla. Si está sentado todo el día, que en sí ya es malo para la espalda, no se está ejercitando. Y esta es la principal estrategia conocida para prevenir el dolor de espalda. El ejercicio ayuda a controlar el peso, fortalece los músculos del abdomen y la espalda que brindan apoyo a la columna e incrementa el flujo de sangre oxigenada a los músculos, las vértebras y otros huesos que mantienen la alineación correcta de la espalda.

No se preocupe por el tipo de ejercicio. Un importante análisis de estudios descubrió que no hay una actividad óptima, ni tampoco hay evidencia clara de la mejor frecuencia o duración del ejercicio. Esto varía según la persona. Siempre recomendamos que haga ejercicio moderado (caminar lo suficientemente rápido como para jadear un poco) durante 30 minutos, al menos cuatro o cinco días por semana.

Practique pilates o terapia física. No hay evidencia de que uno sea mejor que el otro para la prevención de futuros episodios de dolor de espalda. Un fisioterapeuta puede diseñar un programa de ejercicios para usted que solucione sus problemas de flexibilidad y fuerza, lo que lo ayudará a tener un estilo de vida más activo. El ejercicio denominado pilates se concentra en el fortalecimiento de los músculos principales (todos los músculos que rodean la columna vertebral y el abdomen), que cumplen un papel importante en la estabilización de la espalda. Si ya tiene problemas en la espalda, dígaselo a su instructor de pilates antes de comenzar.


Home_300x250_1

Use una pelota para ejercicios. Investigadores de California realizaron un experimento en 20 oficinistas sedentarios. La mitad de ellos se ejercitó dos veces a la semana durante 10 semanas con pelotas grandes inflables, también conocidas como pelotas de estabilidad (disponibles en Internet, ortopedias y tiendas de deportes o equipos de gimnasia), diseñadas para fortalecer los músculos principales. La otra mitad no hizo nada. Las personas que utilizaron la pelota mostraron una mejoría importante en la estabilidad vertebral. Los músculos que desarrollaron en los abdominales y en la espalda empezaron a funcionar como un cinturón grueso alrededor de la cintura para brindar apoyo a la columna. Cuanto mejor sea su estabilidad vertebral, menos posibilidades tendrá de sufrir de dolor de espalda. Estas pelotas vienen en tamaños variados. Asegúrese de elegir el tamaño adecuado para su estatura.

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Articulo_300x600
Publicala
Notas Relacionadas