5 increíbles beneficios del ají picante 5 increíbles beneficios del ají picante

¿Sabía que el ají picante sirve para combatir gran cantidad de dolencias? A continuación, le presentamos 5 de sus propiedades principales.

Los beneficios del ají picante se han conocido durante mucho tiempo. Hay pruebas de que los indígenas americanos usaron el ají picante como alimento y como medicina desde hace al menos 9000 años. Los sanadores tradicionales de la India, China, Japón y Corea la usan como remedio para problemas digestivos, falta de apetito y problemas circulatorios.

 

1. Efecto analgésico. Cuanto más picante es un ají picante, más capsaicina contiene. Este ingrediente interrumpe el circuito del dolor porque priva a las células nerviosas de una sustancia química llamada sustancia P, que interviene en la transmisión de las señales de dolor por las terminaciones nerviosas hacia el cerebro. Debido a esa acción que controla el dolor, la capsaicina se ve en muchas cremas recetadas y de venta libre, ungüentos y parches para artritis y dolores musculares. También se la emplea para el tratamiento del dolor posoperatorio, herpes dolorosos y neuralgias asociadas a la diabetes.

 

2. Activación del metabolismo. La capsaicina también es un activador del metabolismo, y acelera el mecanismo de quemar calorías durante un par de horas después de comer. Además, los ajíes picantes actúan como antiinflamatorios.

 

3. Control de la glucemia. En un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition (Revista estadounidense de nutrición clínica), se señaló que, si los pacientes con diabetes comían un plato condimentado con ají picante, necesitaban menos insulina después de comer para reducir su nivel de azúcar en sangre. Los resultados fueron respaldados por investigadores tailandeses en 2009. El tema es que hay que usar al menos una cucharadita para disminuir la glucosa; mucho para quienes no tengan el paladar a prueba de fuego.

horizontes de futuro

Home_300x250_1

4. Avances en el tratamiento del cáncer. En todo el mundo se trabaja intensamente tratando de descubrir cómo canalizar el potencial de la capsaicina para combatir tumores. En el Instituto de Tecnología de Massachusetts se estudian los efectos de la capsaicina sobre el cáncer de colon. Llegaron a la conclusión de que puede hacer que las células cancerosas se autodestruyan, porque afecta los niveles de óxido nítrico. En el Centro Médico Cedars-Sinai de la Facultad de Medicina de la UCLA, se investigó el efecto de la capsaicina sobre el cáncer de mama. En otro estudio, se reveló que hacía más lento el crecimiento de las células mamarias cancerosas en el entorno del tubo de ensayo. En los estudios sobre animales, la capsaicina disminuyó en un 50% los tumores inducidos experimentalmente en ratones, e inhibió el desarrollo de lesiones precancerosas hasta un 80%. En pruebas de laboratorio publicadas en 2009, investigadores taiwaneses mostraron que la capsaicina hace que las células cancerosas del estómago se autodestruyan. Es probable que aún falten años de investigación antes de que sepamos si consumir ají picante puede prevenir o tratar el cáncer en seres humanos. Sin embargo, es cierto que no hay inconveniente en consumir este producto regularmente, solo por si acaso.

 

5. Alivio de la congestión. Como el ají picante contrae los vasos sanguíneos de la nariz y garganta, si se espolvorea un poquito en la sopa caliente, ayuda a aliviar la congestión. O agregue toda la cantidad que pueda tolerar de salsa picante u otros condimentos fuertes; tendrá el mismo efecto descongestivo.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Articulo_300x600
Mis Recetas 300 x 250
Publicala
Notas Relacionadas