Los beneficios de la cúrcuma comprobados por la ciencia Los beneficios de la cúrcuma comprobados por la ciencia

Especie exótica, y no tan frecuentemente usada, la cúrcuma posee numerosos beneficios para la salud.

Las propiedades medicinales de la cúrcuma provienen mayormente de la curcumina y de un aceite volátil llamado turmerona. La cúrcuma también contiene más de dos docenas de compuestos antiinflamatorios, incluyendo seis inhibidores de COX-2 diferentes. Estos compuestos inhiben a la enzima COX-2, que acelera la formación de sustancias que causan inflamación y dolor y provocaría el crecimiento de las células de los tumores. Además, la cúrcuma contiene compuestos que bloquean la formación de beta-amiloide, la sustancia que forma los depósitos o placas que comprometen el funcionamiento del cerebro y causan el mal de Alzheimer.


Bioquímicos de la Universidad de Illinois llevaron a cabo un descubrimiento señero acerca de cómo el organismo regula la inflamación: descifraron el código molecular que controla la función de la proteína NF-kappa B. Esta actúa como un “interruptor” molecular que se enciende cuando la célula es sometida a un ataque y se apaga cuando se neutralizó la amenaza. Cuando está activada, la NF-kappa B ingresa al núcleo de la célula y actúa como disparador de las proteínas que provocan la inflamación. Cuando la señal no se interrumpe (lo que podría ocurrir si la célula está bajo estrés) las cosas se salen de control en el organismo.


¿Y cuál es la relación entre toda esta bioquímica y la cúrcuma? La cúrcuma tiene su papel en el “apagado” de la NF-kappa B, explican los principales investigadores del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas. Ingerir 1 cucharadita (2 gramos) de cúrcuma por día puede disminuir los efectos de las afecciones inflamatorias, como la artritis reumatoidea, osteoartritis, asma, y potencialmente del cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes y depresión.


Se ha demostrado que la cúrcuma reduce los niveles de colesterol malo en la sangre y disminuye el proceso de endurecimiento y taponamiento de las arterias. Los ensayos mostraron que la cúrcuma sirve para mitigar los síntomas de la artritis reumatoidea y en la inflamación postoperatoria.

En el último tiempo, se comenzó a investigar el valor de la cúrcuma contra el cáncer cuando se vio que en la India, donde es un ingrediente básico, la gente tenía la mitad de incidencia de cáncer. Estudios hechos en animales confirmaron que la curcumina mata las células cancerosas y retarda el crecimiento de los tumores. Pero se necesita más investigación antes de poder afirmar que la curcumina podría ser un tratamiento para el cáncer.

Home_300x250_1
Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Articulo_300x600
Mis Recetas 300 x 250
Publicala
Notas Relacionadas