Para aliviar la indigestión y las náuseas: Galanga. Para aliviar la indigestión y las náuseas: Galanga.

El sabor de la galanga es parecido al del jengibre, pero menos fuerte.

Hay dos tipos de galanga: la mayor, originaria de Java, y la menor, presente en las regiones costeras del sur de China. Ambos se cultivan en el sureste asiático, Indonesia y la India.

Ubicación: Requiere condiciones de templadas a subtropicales, y crece mejor en suelos ricos, húmedos y bien filtrados.

Propagación: La galanga es un cultivo anual que crece a partir de semillas o pedazos de rizoma; cortalos de tal modo que cada uno contenga una o dos yemas.

Mantenimiento: Mantené la tierra húmeda.

Cosecha y almacenamiento: Para uso fresco culinario, excavá los rizomas a finales del verano o principios del otoño. Guardá la galanga fresca en un lugar fresco y oscuro hasta por 2 semanas. Secá la raíz unos 10 meses después de plantarla. Guardá las rebanadas secas en un recipiente hermético, en un lugar seco y oscuro, de 2 a 3 años.

Medicina natural Partes que se usan: los rizomas. En el pasado, los efectos calmantes de la galanga en el intestino solían usarse para aliviar indigestión, flatulencia y náuseas. Como el jengibre, tenía la reputación de ser útil para el mareo en barcos. Para el uso de la galanga, consultá a un profesional de la salud. No la uses en cantidades mayores a las que empleás para cocinar si estás embarazada o lactando.

En la cocina... 

El sabor de la galanga es parecido al del jengibre, pero menos fuerte. La galanga mayor es la que más se usa para cocinar, sobre todo en Tailandia, Malasia, Singapur, China y la India. Utilizá el rizoma fresco, o en rebanadas secas, con pescado y en sopas (como las del sureste asiático). Está presente en condimentos como la mezcla de especias marroquí. Si no te es posible conseguir galanga, podés sustituir la mitad de la cantidad indicada con jengibre fresco rallado.

Home_300x250_1
Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Articulo_300x600
Mis Recetas 300 x 250
Publicala
Notas Relacionadas