7 consejos que la gente que sufre insomnio agradecerá 7 consejos que la gente que sufre insomnio agradecerá

Si quiere dormir a pierna suelta toda la noche, ponga en práctica los consejos de estos expertos poco comunes.

Como está tratando de tener una buena noche de sueño, tome una sola taza de café por día, unos cinco minutos después de levantarse por la mañana, y su rutina a la hora de acostarse es tan tranquila que bien podría poner en coma a un niño hiperactivo de cuatro años. Aparte de su mente las preocupaciones anotándolas en un cuaderno especial que tiene junto a la cama, al lado de la leche tibia y los auxiliares homeopáticos para dormir, con aroma y sin sustancias adictivas. Entonces, ¿por qué sigue mirando el techo sin poder conciliar el sueño? Ya es hora de que escuche lo que algunos expertos poco comunes tienen que decirle. Su trabajo innecesariamente incluye largas horas en un laboratorio del sueño, pero lo que saben sobre algunas causas comunes de insomnio —afecciones estomacales, dolor de espalda y ventanas que requieren cortinas— quizá lo ayuden a dormir como un lirón toda la noche.

 

ELIJA EL EQUIPO ADECUADO

“No necesita un colchón muy caro o con lo último en tecnología. En realidad, solo hay una buena regla respecto a los colchones, y que confirma la teoría de Ricitos de Oro: la mayoría de las personas prefiere uno que no sea demasiado duro ni demasiado blando. Así que compre uno medianamente firme”. Andrew Hecht, traumatólogo  y codirector de Cirugía de columna en el Centro Médico Mount Sinai, en Nueva York.  

 

“Si su colchón ya tiene entre 8 y 10 años de uso, considere comprar uno nuevo. El setenta y dos por ciento de las personas a las que encuestamos recientemente dijeron que dormían mucho mejor en su colchón nuevo que en el viejo”. Kim Kleman, directora editorial de la revista Consumer Reports.

 

“El de espuma viscoelástica (memory foam) depende mucho de la temperatura. Se endurece un poco en un cuarto frío, y si cuando duerme le da calor, quizá se acalore más”.

Alan Hedge, profesor de ergonomía en la Universidad Cornell, en Ithaca, Nueva York.

 

“Yo no aconsejo dormir boca arriba con dos almohadas encimadas porque esto hace que se curve la parte superior de la columna y ejerce mucha presión sobre el cuello y la espalda. Si tiene que dormir con cierta elevación por prescripción médica, compre una almohada especialmente diseñada”. Karen Erickson, kinesióloga neoyorquina.

 

Home_300x250_1

TAL VEZ TODO ESTÉ EN SU CABEZA

“De acuerdo con mis investigaciones, algunos olores que consideramos relajantes, como el de lavanda, en realidad nos mantienen despiertos y alertas. Es mejor que duerma con un aroma familiar que le dé una sensación de comodidad y protección. Acurrucarse en la cama con su pareja y oler su pijama sí funciona”. Pamela Dalton, especialista en percepción de olores y psicóloga sensorial del Centro Monell de Sentidos Químicos, en Filadelfia, Pensilvania.

 

“Esperamos dormir ocho horas seguidas, pero eso es atípico en todo el mundo y lo demuestra nuestra historia evolutiva. Las personas se despiertan de manera natural dos o tres veces durante la noche. El problema es que se preocupen por eso”. Carol Worthman, antropóloga de la Universidad Emory, en Atlanta, Georgia.

 

COMER, BEBER Y DORMIR

“Si no duerme bien, quizá padezca reflujo gastroesofágico, aunque no le arda el estómago ni la garganta. Ponga bloquecitos de madera debajo de las patas de su cama para mantener elevada la cabeza, y duerma sobre su costado izquierdo. O bien, acuda a un médico para que le recete un supresor del reflujo gastroesofágico”. Patricia Raymond, gastroenteróloga de Virginia Beach, Virginia.

 

“La deficiencia de magnesio en la dieta se asocia con la irritabilidad y el nerviosismo. También se sabe que puede ocasionar estrés inflamatorio crónico, un padecimiento común en las personas insomnes. Tomar un complemento de magnesio —una dosis entre 100 y 200 miligramos por día— quizá le ayude a dormir”. Forrest Nielsen, nutricionista e investigador del Centro de Estudios sobre Nutrición Humana del Departamento de Agricultura de Estados Unidos en Grand Forks, Dakota del Norte.

 

APRENDA A COMPARTIR

“Las relaciones sexuales son un excelente preludio al sueño… para los hombres. Si una pareja tiene conflictos, las relaciones íntimas pueden provocar en la mujer un torrente de enojo, preocupación y ansiedad, todo lo cual impide un sueño reparador. Quizá prefiera decirle a su esposo: ‘Hagamos un trato: durante cinco minutos, sólo conversemos’”. Tara Brass, psiquiatra neoyorquina

 

“El consejo clásico es que las parejas no deben acostarse enojadas, pero a veces eso es imposible. Si al estar en la cama se están tirando dardos mentalmente, será mejor que uno de los dos duerma en el sofá”. Jeffrey Sumber, psicoterapeuta de Chicago, Illinois.

 

 APAGUE TODAS LAS LUCES

“La luz artificial reduce la producción de melatonina, la hormona que nos hace sentir sueño. Si tiene que usar una luz de noche, elija un foco de luz tenue que no sea azul ni verde”. Robert Oexman.

 

“Ver televisión por la noche quizá le parezca relajante, pero arroja luz a sus ojos, lo cual es una señal de alerta para el cerebro. Es mejor que lea un

libro antes de acostarse”. Tara Brass.

 

 MANTÉNGASE FRESCO

“Una de las principales señales que nuestro cuerpo recibe para dormir es la reducción de la temperatura corporal interna. La temperatura de la habitación afecta el sueño más que el ruido. Por eso, siempre recomiendo dormir en un ambiente muy fresco, de alrededor de 19 grados Celsius”. Robert Oexman.

 


“Un baño caliente aumenta la temperatura de la piel y reduce la temperatura corporal interna. Haga lo mismo que haría con un chico: dese un baño media hora antes de acostarse”. Robert Oexman.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Articulo_300x600
Mis Recetas 300 x 250
Publicala
Notas Relacionadas