3 elementos indispensables para el guardarropas 3 elementos indispensables para el guardarropas

¿Quiere mantener alejadas a las polillas, conservar su ropa con fresco aroma y archivarla sin temor a que se arruine? Estas tres recetas son la solución que buscaba.

Forros de cajones

Estos forros, rellenos de lavanda o una mezcla de hierbas antipolilla, también se pueden colocar entre las sábanas y los manteles. El papel japonés, o unryushi, es fuerte y fibroso y la vez poroso; se consigue en tiendas de regalos y de decoración.

¿Qué necesita?

- Pliegos de papel japonés

- hilo de coser

- hierbas secas y especias (relleno).

¿Cómo se hacen?

1. Corte 2 hojas de papel japonés, un poco más pequeñas que el fondo del cajón, o simplemente cuadrados de 30 cm de lado, un tamaño muy práctico. Cosa a máquina las dos hojas, uniéndolas, alrededor de 1 cm de la orilla; deje una abertura para el relleno.

2 Llene los forros con las hojas secas y las especias y cosa la abertura.

 

Perchas aromáticas

Las perchas acolchadas conservarán su ropa en mejor estado que las perchas de alambre. Además, estas que presentamos tienen una ventaja adicional: huelen bien y mantienen a las polillas a raya.

 

¿Qué necesita?

-percha de madera con gancho desprendible

-aceite esencial de hierbas de su elección, como lavanda

-cinta al bies, o cinta decorativa para cubrir el gancho (opcional)

-goma espuma o relleno para almohadas

-pegamento blanco

-2 rectángulos de tela (45 x 16 cm) hilo de coser lavanda seca u otra hierba o especia

-50 cm de galón decorativo

 

¿Cómo se hacen?

1 Con una pequeña bola de algodón o de tela unte un poco de aceite esencial sobre la percha de madera. Si quiere cubrir el gancho, utilice la cinta al bies o el listón. Refuerce la punta con 1 o 2 puntadas para que la cinta se quede en su lugar.

2 Corte tiras de goma espuma de 5 cm de ancho y péguelas una con otra para hacer una tira larga, de ser necesario (la longitud dependerá de qué tan acolchada quiera la percha). Pegue un par de pequeños trozos de goma espuma en las puntas de la percha, y envuelva la

tira larga de punta a punta hasta que toda la percha quede acolchada. Asegure las puntas con un poco de pegamento o con una puntada de hilo.

3 Centre la percha en el lado trasero de los rectángulos de tela y trace la forma de la percha para obtener el contorno de la curva. También marque el punto central de la percha.

4 Cosa a máquina los lados y la parte superior de la cubierta, dejando una abertura pequeña en el centro superior, para que pase la parte curva y pequeña de donde cuelga el gancho. Recorte el sobrante y voltee la cubierta del lado derecho. Presione debajo de los bordes al natural en el borde inferior. Cosa los bordes, juntándolos y dejando una abertura para el relleno.

5 Llene con un par de manojos de hierbas secas y cosa la abertura. Cosa un galón decorativo a lo largo del borde inferior, si así lo desea.

Home_300x250_1

Varitas de lavanda

Coloque estas encantadoras “varitas mágicas” entre la ropa. Cuando se disipe el aroma, añada unas gotas de aceite esencial de lavanda para refrescarlas.

¿Qué necesita?

- 7 a 9 tallos de lavanda joven (debe ser un número impar y las ramas deben ser tan flexibles como sea posible)

- hilo de coser cinta de 5 mm de ancho

 

¿Cómo se hacen?

1 Retire todas las hojas y envuelva los tallos con una cinta de 50 a 60 cm: que la punta de la cinta se extienda unos 15 cm sobre las flores y que el resto cuelgue abajo con los tallos. Enrolle una pieza de algodón alrededor de los tallos justo por debajo de la cabeza de las flores y ate con firmeza.

2 Con cuidado doble los tallos hacia la cabeza de las flores para encerrarlos en una especie de jaula; distribúyalos uniformemente alrededor de las cabezas.

3 Tome la punta más grande de la cinta (que está ahora en la parte superior, extendiéndose más allá de la cabeza de las flores) y téjalo alternadamente sobre y bajo los tallos, alrededor de las flores. Continúe tejiendo de esta forma, empujando cada fila de cinta cerca de la fila anterior. Cuando llegue a la base de las flores, una vez que las encerró en la jaula tejida, se encontrará con la punta de la cinta que dejó al principio. Ate un par de veces el final del tejido con firmeza alrededor de los tallos, después ate las dos puntas de la cinta en un moño y recorte el sobrante.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Articulo_300x600
Mis Recetas 300 x 250
Publicala
Notas Relacionadas