Aprenda a hacer sus propios aceites para un masaje relajante Aprenda a hacer sus propios aceites para un masaje relajante

Con la técnica correcta y algunos ingredientes extras, podrá realizar relajantes masajes sin salir de su casa.

El masaje es uno de los grandes placeres de la vida. Relaja los músculos, estimula el flujo sanguíneo y linfático y acelera la eliminación de toxinas. Además, calma el sistema nervioso, reduce las hormonas del estrés, alivia la depresión, refuerza el sistema inmunológico y disminuye el dolor. Para que un masaje sea eficaz no se requiere de un terapeuta; algunos masajes simples, como el energizante que se muestra aquí, se pueden intercambiar entre amigos y familiares, o incluso se los pude dar usted mismo.

 

Aceite estimulante para masajes

Esta mezcla de aceites es vigorizante y levanta el ánimo cuando parece que está decayendo. El eucalipto y la menta despejan la cabeza de tensión y liberan las vías respiratorias, por lo que es ideal si padece una congestión respiratoria.

 

Ingredientes:

1/2 taza (125 ml) de aceite de almendra

2 cdas. de aceite de semilla de uva

10 gotas de aceite de eucalipto

10 gotas de aceite esencial de menta

10 gotas de aceite esencial de romero

5 gotas de aceite esencial de limón

5 gotas de aceite esencial de albahaca

 

Paso a paso:

1 Mezcle todos los elementos en una botella de vidrio oscuro y selle.

2 Guarde en un lugar fresco y oscuro. Agite bien antes de usar.

 

Crema para masajes

Este aceite, excepcionalmente rico y nutritivo, es perfecto para restaurar la piel seca, madura, delicada, inflamada o maltratada por el clima. Úselo para aliviar el dolor y el engarrotamiento muscular.

 

Ingredientes:

1 cda. de manteca de karité

1/2 taza (125 ml) de aceite de nuez de macadamia

1 cda. de aceite de soja

2 cápsulas de vitamina E de 500 UI

10 gotas de aceite esencial de geranio

10 gotas de aceite esencial de naranja dulce

10 gotas de aceite esencial de manzanilla

5 gotas de aceite esencial de rosas

5 gotas de aceite esencial de salvia clara

 

Paso a paso:

1 Coloque la manteca de karité, los aceites de macadamia y soja en una cacerola a fuego lento; revuelva hasta que se derritan y mezclen.

2 Retire del fuego y agregue el contenido de las cápsulas de vitamina E y los aceites esenciales. Vierta en un frasco de vidrio oscuro y boca ancha y selle.

3 Esta mezcla se espesará en climas fríos. Para derretir, solo caliente el frasco en agua caliente de 5 a 10 minutos.

Home_300x250_1

Masaje floral de aceite

Con su textura fina y sedosa, y su aroma a vainilla sensual y suntuoso, es una perfecta elección para un masaje de pareja amoroso y relajante. El aceite de jojoba es químicamente muy similar al sebo humano, por lo que se absorbe más rápido que otros aceites.

 

Ingredientes:

4 vainas de vainilla

1/2 taza (125 ml) de aceite de jojoba

2 cdas. de aceite de semilla de uva

10 gotas de aceite esencial de ylan ylang

10 gotas de aceite esencial de rosas

10 gotas de aceite esencial de lavanda

5 gotas de aceite esencial de geranio

5 gotas de aceite esencial de jazmín

 

Paso a paso:

1 Parta las vainas a la mitad y extraiga las semillas. Pique las vainas finamente y coloque en un frasco de vidrio con las semillas, el aceite de jojoba y el de semilla de uva. Selle.

2 Guarde en un lugar oscuro durante un mes. Cuele el aceite. Cuele nuevamente con muselina para remover las partículas de vainilla finas.

3 Vierta el aceite en una botella de vidrio oscuro. Agregue los aceites esenciales y selle bien. Agite.

 

Aceite caliente para masajes

La mostaza es el ingrediente secreto de esta receta. Su pronunciado efecto calentador y revitalizador ayuda a relajar los músculos tensos o engarrotados. El jengibre es también un ingrediente altamente efectivo porque estimula la circulación y fortalece el flujo sanguíneo al rostro, por lo que es ideal para la gente con artritis.

 

Ingredientes:

1/2 taza (125 ml) de aceite de oliva

2 cdas. de aceite de palta

10 gotas de aceite esencial de gaulteria

10 gotas de aceite esencial de romero

10 gotas de aceite esencial de jengibre

5 gotas de aceite esencial de sándalo

5 gotas de aceite esencial de incienso

Una pizca de mostaza seca

 

Paso a paso:

1 Mezcle todos los ingredientes en una botella de vidrio oscuro; selle bien.

2 Guarde en un lugar fresco lejos de la luz solar. Agite antes de usar.

Técnicas de masajes

Ya sabe preparar los aceites, ahora solo le falta dominar la técnica para convertirse en un verdadero profesional.

Existen varios tipos de movimientos para dar masaje, y cada uno tiene un efecto específico en el cuerpo.

DESLIZAMIENTO

Involucra el uso de la mano entera con movimientos lentos, suaves y amplios. Los primeros y últimos golpes de un masaje suelen consistir en deslizamientos.

CÍRCULOS

Las manos se mueven sobre grandes áreas en movimientos circulares, típicamente de forma paralela o transversal a los músculos de la espalda, hombros, piernas o brazos. Ayuda a liberar la tensión antes de dar golpes más profundos.

AMASAMIENTO

Una vez que el cuerpo se ha relajado con los movimientos anteriores, el amasamiento ayuda a relajar los músculos engarrotados y a deshacer los nudos. Estos movimientos conllevan una acción firme, como si se amasara, que estimulan la eliminación de desechos y permiten el flujo libre de sangre fresca y oxigenada.

PRESIÓN

El masaje más profundo involucra los pulgares, los nudillos y la base de la mano para aplicar presión fuerte y específica sobre alguna zona problemática.

PERCUSIÓN

También conocido como golpeteo, este masaje terapéutico a base de golpecitos se utiliza, en general, para estimular la circulación bajo la piel y tonificar los músculos. Se puede dar con los lados de los dedos, usándolos para golpetear rítmicamente hacia arriba y hacia abajo.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Articulo_300x600
Mis Recetas 300 x 250
Publicala
Notas Relacionadas