¿Quiere que la diabetes no le afecte la salud? Entonces, tome las riendas de su vida y adopte estas medidas para mantener la diabetes a raya.

1. Coma carbohidratos de manera inteligente

Es importante controlar la cantidad de carbohidratos que come, pues son principalmente los alimentos ricos en ellos los que elevan la glucosa en sangre. Pero cambiar el tipo de carbohidratos que usted come puede ser igual de importante, ya que algunos alimentos elevan más la glucosa sanguínea y más rápido que otros. Mantener bajo el índice glucémico se ha convertido en un paso vital para mantener el peso y la glucosa sanguínea bajo control. Significa cambiar a alimentos hechos de granos enteros (como el pan integral, la avena y la cebada) y reducir los alimentos hechos de harina blanca (como el pan blanco y los bagels), así como otros cereales refinados (como el arroz blanco). También significa comer menos alimentos hechos de granos procesados hasta el punto de estar prácticamente predigeridos (como los panes integrales que tienen el mismo aspecto, sensación y textura del pan blanco) y disminuir el consumo de alimentos ricos en almidón (como el arroz y las papas), refrescos y otras bebidas azucaradas.

2. Levántese del sofá

Estamos en medio de una epidemia de “estar sentados”. La mayoría de nosotros nos movemos a través de una progresión diaria de estar sentados en el auto, en el escritorio, luego otra vez en el auto y finalmente en el sofá. Todo este descanso contribuye a una cintura más ancha, y los expertos culpan a la obesidad como uno de los factores principales que contribuyen a los casos actuales de diabetes. El ejercicio es una de las cosas más importantes que puede hacer por su cuerpo, su mente y la diabetes. Al mover más su cuerpo, quema más calorías. También desarrolla músculo, lo cual acelera el metabolismo. Es posible bajar de peso sólo mediante la dieta, pero es mucho más fácil al combinar la reducción de calorías con la actividad física. Lo ideal es usar una combinación de ejercicio aeróbico (caminar, nadar, andar en bicicleta, y otras actividades que aceleran el corazón) con ejercicio de pesas (por ejemplo, levantamiento de pesas y calistenia). Perder grasa y aumentar el músculo vuelve a las células más sensibles a la insulina, de modo que pueden absorber más glucosa y disminuir los niveles de glucosa en sangre. Por esta razón, seguir una dieta saludable y aumentar la actividad física son dos de las herramientas más poderosas para prevenir o controlar la diabetes tipo 2.

3. Mantenga la glucosa sanguínea y la presión arterial en buen nivel

Gran parte del control de la diabetes se enfoca en mantener la glucosa sanguínea tan cerca como sea posible del nivel normal. Es por eso que se ha demostrado que esta estrategia previene el daño en los ojos, riñones y nervios, complicaciones comunes de la diabetes. Hay otros problemas de salud que a menudo acompañan el azúcar elevada en la sangre, como la presión arterial alta, el colesterol y los triglicéridos elevados, mismos que contribuyen a padecimientos cardiacos. Es más, la presión arterial alta daña más el corazón que la glucosa elevada. Convenientemente, las mismas estrategias que ayudan a controlar la glucosa sanguínea, como el ejercicio moderado, la alimentación saludable y la pérdida de peso, también hacen mucho bien a la salud del corazón.

Home_300x250_1

4. Busque apoyo

Si en el pasado se ha mostrado reacio a interactuar con médicos y otros profesionales de la salud, supérelo. Necesita mantener una relación con los expertos que pueden evaluar regularmente aspectos de su salud, contestar sus preguntas y aportar las herramientas y medicamentos que necesita para controlar la diabetes. Estos profesionales por lo general constan de un médico especialista en diabetes, un asesor en diabetes que puede darle la asesoría personal para la cual su médico no tiene tiempo, y un nutricionista que lo ayude a establecer una forma de alimentación basada en sus metas y gustos. También necesitará de un oculista, un podólogo y un dentista. Busque un buen farmacéutico que le pueda dar ideas sobre medicamentos. Un profesional de la salud mental puede darle consejos valiosos para lidiar con los aspectos emocionales que enfrentan muchos pacientes de diabetes.

5. Mantenga el flujo de información

El término “equipo de salud” evoca la imagen de un médico, un endocrinólogo, una enfermera y un nutricionista, todos reunidos para discutir los resultados del laboratorio. Bueno, usted puede acudir a un centro de salud que tenga un enfoque de “equipo”, pero no puede asumir que su caso tenga tal nivel de escrutinio o que los profesionales de la salud intercambien datos sobre usted de manera eficiente. Es probable que los profesionales que convoque para conformar su equipo de salud ni siquiera se conozcan entre ellos e intercambien sólo una mínima información sobre su caso, si es que lo hacen. Usted es el centro del equipo administrativo de la enfermedad, y el responsable de asegurarse de que todos estén al día. (Consejo: mantenga buenos registros, llévelos consigo a las citas y aprenda a decir lo que piensa).

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario