Si le resulta difícil acordarse de los números, entonces esta nota es para usted: con estrategias simples, será capaz de retenerlos mucho más tiempo.

Hay varias maneras clásicas para recordar números, más allá de las dos que se citan aquí, pero las consideramos demasiado complicadas. Una implica sustitución de palabras por números, lo que requiere muchísima práctica.

Puede usar estas dos estrategias de inmediato.

Deles un sentido

Muchos adictos a las matemáticas son muy buenos para recordar números porque se las arreglan para encontrarles un sentido. Por ejemplo, muéstrele a un mago de las matemáticas el número 4824 y podría de inmediato pensar que es un número de cuatro dígitos cuyos primeros dos números son el doble de los dos últimos. Si no posee ese don, encuentre una forma diferente de establecer relaciones en el número. Por ejemplo, un aficionado a la historia puede relacionar todos los números con fechas significativas, un bibliotecario puede ubicar los números en el contexto de un sistema decimal Dewey y un fanático del fútbol puede asociarlos con los números de su jugador favorito o con el resultado de los partidos. También se los puede relacionar con las edades y los cumpleaños de los familiares que uno sabe que le vienen enseguida a la mente

Home_300x250_1

Sepárelos en partes

Dividir números largos en partes hace que sea más fácil recordarlos. Piense en un número de teléfono. En los Estados Unidos, se separa el número en tres partes: el código de área seguido por tres dígitos, seguido por cuatro dígitos (555-231-1002). Se los lee en voz alta con las mismas separaciones y se espera que las personas los digan de esa forma. Puede ser confuso oír o ver el número de teléfono expresado de una manera diferente. Por ejemplo, 55-523- 11002 es el mismo número, pero se ve y suena distinto y parece poco manejable. Aprenda a ver y oír números en partes que tengan sentido para usted.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario