Solemos hablar de personas inteligentes, pero ¿tenemos en claro los tipos de inteligencia que existen? Aprenda eso y más a continuación, de la mano de los que saben.

Filósofos, psicólogos y neurobiólogos intentan todavía penetrar al misterio de la inteligencia. Esta noción es difícil de aprender. Además, ¿es posible definirla de otro modo que no sean las posibilidades que ofrece: comprender, razonar, adaptarnos a situaciones nuevas...?

¿Una o varias inteligencias?

El concepto mismo de inteligencia es tema de debate. Algunos estiman que existe, en efecto, una inteligencia global que se desempeña en todos los ámbitos. Otros diferencian varias formas de inteligencias más o menos especializadas e independientes unas de otras. Los investigadores también se preguntan acerca de los fundamentos biológicos de la inteligencia. ¿Hay uno o varios genes de la inteligencia? ¿Puede la rapidez de comprensión atribuirse a una mayor eficacia en las conexiones interneuronales? ¿Pueden asociarse ciertas áreas o regiones cerebrales al proceso de razonamiento?

Estas preguntas, que se mantienen abiertas, promueven debates concretos sobre la educación, el aprendizaje y el envejecimiento. ¿Qué nos enseñan las neurociencias que podría aplicarse a todas las edades de la vida para desarrollar nuestro potencial, enriquecerlo y mantenerlo? ¿Debe valorizarse la inteligencia académica, la del cociente intelectual o colocar en el mismo plano la creatividad o la inteligencia emocional? ¿Debe aislarse la inteligencia en un terreno puramente intelectual o definirla de un modo más amplio en el que puedan incluirse ciertas cualidades como la aptitud para la felicidad, el éxito individual o la capacidad para actuar con eficacia sobre lo real?

Home_300x250_1

Teorías acerca de la inteligencia

Desde los inicios del siglo XX y la aparición de las primeras tentativas para medir la inteligencia, muchos científicos elaboraron teorías sobre esta función primordial. Pero ninguna de estas teorías puede pretender una verdad absoluta: ofrecen algunas luces acerca de un conjunto de capacidades reunidas con razón o sin ella alrededor del término inteligencia.

El factor G. Para el psicólogo inglés Charles Spearman (1863-1945), todas las aptitudes están relacionadas: existe una inteligencia general, llamada «factor G», que determina el nivel de nuestra idoneidad en los campos de la lógica, del lenguaje, de la representación espacial o de la memoria. Desde esta perspectiva, los tests de inteligencia que incluyen una gran variedad de competencias dan resultados bastante equilibrados: se es más o menos bueno o malo en cada una de las materias

Inteligencia fluida o cristalizada. Después de Spearman, los psicólogos intentaron definir «subconjuntos» que componen la inteligencia general. De este modo, Raymond Cattell (1905- 1998) estableció una distinción entre una inteligencia fluida y una inteligencia cristalizada. La primera es independiente de la cultura: es la facultad para reflexionar, adaptarse y aprender. La segunda corresponde a los conocimientos, a la experiencia, a la capacidad de memorizar y aplicación de lo adquirido. Se fortalece con la edad, en cambio la inteligencia fluida tiende, más bien, a declinar.

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario