¿Qué precauciones esenciales hay que tomar con los remedios caseros? ¿Qué precauciones esenciales hay que tomar con los remedios caseros?

Si bien los remedios caseros suelen basarse en recetas milenarias, hay una serie de factores para tener en cuenta y utilizarlos con prudencia.

Si estas curas tradicionales se usaron a diario durante miles de años, lo más probable es que sean buenas, o de otro modo la gente no las habría seguido usando. Pero siempre existe algún riesgo: de efectos colaterales, de interacción con medicamentos, o simplemente, de que no sea el remedio adecuado. Los remedios caseros citados en este libro tienen el respaldo de abundantes pruebas anecdóticas de su efectividad, y en muchos casos también de estudios científicos; y fueron examinados en detalle con respecto a su seguridad por nuestra asesora médica. Pero en ciertos casos corresponde tomar más precauciones, por ejemplo:

 

Si está embarazada. No tome ningún suplemento, hierbas ni medicamentos de venta libre sin antes consultar con su médico. Incluso los remedios inocuos podrían tener efectos no deseados sobre el embarazo o el bebé.

 

Si está tomando medicamentos recetados. Pregunte a su médico sobre las interacciones entre la medicación recetada y los remedios de este libro. Infórmele también de cualquier suplemento o medicamento que esté tomando en ese momento, en particular si padece una afección crónica como diabetes o enfermedad cardíaca.

 

Si es alérgico a cierto alimento o medicamento. Tenga especial cuidado, o consulte a su médico, antes de ingerir remedios que puedan contener el alérgeno.

 

Si padece un problema de salud grave. El propósito de estos remedios es el de ayudar a tratar molestias cotidianas y mejorar la salud en general, no el de enmascarar problemas más graves que requieren tratamiento médico.

 

Si se trata de un niño o un bebé. Algunos remedios caseros no son apropiados para niños y bebés. A menos que un remedio esté específicamente recomendado para chicos, antes consulte con el pediatra.

 

Si experimenta efectos no deseados. Por más que con estos remedios caseros seguros los efectos secundarios son raros, podrían ocurrir reacciones alérgicas, incluso si nunca había sido alérgico a algo. Si presenta alergia, suspenda el uso del producto.

 

Si usa aceites esenciales. Estos productos son sustancias químicas naturales altamente concentradas, y por lo tanto presentan algunos riesgos. La mayoría de los aceites esenciales deben diluirse en un aceite vehicular para poder aplicarlos sobre la piel. Algunos aceites, en particular los de cítricos, pueden hacer que la piel se vuelva sensible al sol, y deben evitarse o aplicarse con moderación antes de exponerse. Nunca se debe tragar, ni siquiera probar, un aceite esencial; la mayoría resultan tóxicos cuando se ingieren. Mantenga las botellas y frascos bien cerrados y fuera del alcance de los niños. Finalmente, ante la ingestión accidental de un aceite esencial, no se debe provocar el vómito. Llame a urgencias toxicológicas, o traslade de inmediato a la persona a una guardia médica.

Home_300x250_1
Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario