Es solo una cuestión de actitud, dicen algunos. Y nunca más cierta esa frase cuando de bajar kilos se trata.

Si quiere perder kilos, primero deberá deshacerse de todo el bagaje mental negativo que interfiere con tales esfuerzos.

¿Quiere algunos consejos útiles para tener una actitud positiva?

1. NO MIRE HACIA ATRÁS.

No sea tan duro consigo. “Así que se consintió demasiado. Bueno, no es para tanto. Olvídelo”, dice Stella Volpe, doctora en nutrición y fisiología del ejercicio de la Universidad de Pennsylvania, en Philadelphia. “Convénzase de que podrá eliminarlos… y no aumentar más en lo que resta del verano”, aconseja Volpe. 

Home_300x250_1

2. DEJE DE DECIR “NO PUEDO”

Cuando intenta bajar de peso, se concentra mucho en las palabras no puedo. “No se puede poner esa ropa. No puede comer esos alimentos. Todo esto es muy negativo. Y contribuye a una actitud que es contraproducente cuando está tratando de bajar de peso y ponerse en forma”, afirma Rydin-Gray. “Así que mejor concéntrese en lo que sí puede hacer. ¿Tiene tiempo hoy para una caminata de 20 minutos? ¿Puede saltar el postre esta tarde? Por supuesto que puede”. Es una tontería quitar el no, pero hace una gran diferencia.

3. CONCÉNTRESE EN LA ACCIÓN, NO EN EL PESO

Si bien es importante ponerse metas, enfóquelas en lo que está haciendo para bajar de peso, más que en el peso mismo. “Si se pone un objetivo centrado en el peso: ‘Voy a perder 4 kilos para este verano’, no da mucho margen para celebrar los triunfos diarios o semanales”, advierte Rydin-Gray. Además, crea una gran brecha entre el momento en que empiece a trabajar para alcanzar su meta y el momento en que la alcance, y si se desanima en el camino, es más probable que se dé por vencida. En lugar de ello, póngase metas a más corto plazo y orientadas a la acción: “Voy a saltarme el postre esta tarde” o “Voy a caminar 50.000 pasos esta semana”. Recibirá más refuerzos positivos de manera regular, lo cual aumentará su determinación. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario