Si está falto de energía, recurra a alguna de estas preparaciones para beber que le recargarán las pilas.

1. Tome una bebida amarga

Una cura de los herbolarios para la fatiga, que aún hoy es recetada por los médicos en Alemania, consiste en beber un tónico de hierbas amargas. El razonamiento era que, dado que estas hierbas mejoran la digestión, también favorecen la nutrición. Por lo tanto, si la fatiga era debida a un déficit nutricional, un tónico amargo revertiría la situación. Es discutible si podría ser verdad o no, pero esta versión moderna de un tónico anticuado es una verdadera revelación. Vierta varios chorritos de bíter Angostura en un vaso de soda o agua tónica con hielo. Aunque más no fuere, el sabor estimulante lo refrescará y animará.

2. Un spray para despertarse

La esencia de menta es conocida por sus propiedades vigorizantes. En una botella con atomizador de 120 cc llena de agua o agua de hamamelis, agregue 30 gotas de aceite esencial de menta inglesa. Úselo para rociar el aire del ambiente cuando necesite espabilarse. Pruebe también esta refrescante fragancia. Para reanimarse rápidamente coloque dos gotas de aceite esencial de menta o de romero en un pañuelo o un papel tisú, manténgalo cerca de la nariz y respire profundo. Si dispone de más tiempo, pruebe agregar dos gotas de aceite de menta en el agua del baño, fría, junto con cuatro gotas de aceite de romero, y dese un chapuzón vigorizante.

3. Pruebe el té y verá

Si necesita algo cafeinado para levantar el ánimo, elija té más que café. Un estudio demostró que beber té durante el día mejoraba el estado de alerta y el desempeño tan bien como lo hace el café, pero era menos probable que se perturbara el sueño nocturno

Home_300x250_1

4. Tome un cóctel

No, un martini no. El alcohol sólo le haría sentir más fatiga. Como energizante, pruebe un vaso de jugo de arándanos frío con un chorrito de jugo de lima fresca.

5. Beba algo dulce

Un antiguo remedio para la fatiga es la melaza, probablemente por la teoría de que contiene hierro, que contrarrestaría la anemia. La próxima vez que la fatiga lo atrape, pruebe mezclar 1 cucharada de melaza de caña en 1 taza de agua caliente.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario