Cómo aprender a identificar las emociones primarias Cómo aprender a identificar las emociones primarias

¿Sabía que todos los seres humanos tienen las mismas emociones primarias? Conocerlas es el primer paso para identificarlas y saber qué hacer con ellas.

En todos los seres humanos existirían seis emociones primarias: el miedo, el asco, la alegría, la tristeza, la cólera y la sorpresa. A estas, se agregan una cantidad de matices o de emociones secundarias que pertenecen más bien al ámbito de los sentimientos: la vergüenza, el desprecio, la culpabilidad, el orgullo, la indignación y la simpatía.

¿Quiere saber cuáles son las emociones primarias?

● El miedo

Un pavor repentino o una situación amenazante activan la amígdala cerebral, lo que provoca un reflejo de huida, de evitar la situación, o una tensión muscular que prepara al cuerpo para enfrentarlo o incluso una inmovilización. En este último caso, el sujeto está paralizado. Otras zonas del cerebro registran esos sobresaltos del cuerpo y permiten tomar conciencia de la emoción experimentada. Para detectar el miedo en el rostro de otro basta con mirarlo a los ojos. 

Home_300x250_1

● El asco

Esta potente emoción se desencadena automáticamente a la vista de alimentos en mal estado y pone en juego la parte anterior de la ínsula, una región cortical que pertenece al sistema límbico. De ella resulta una contracción característica de ciertos músculos del rostro, que provoca el descenso de las cejas, un pliegue de los ojos y el fruncimiento de los músculos alrededor de la nariz.

● La alegría

En una sonrisa espontánea, los extremos de la boca se alzan bajo la acción del músculo cigomático mayor, y los ojos se pliegan formando patas de gallo por acción de la contracción del músculo grande orbicular. Para saber si la expresión es natural o simulada, hay que mirar los ojos: uno puede obligarse a sonreír con la boca, pero el pliegue de los ojos es más difícil de copiar.

● La tristeza

Las arrugas de expresión en los extremos de la boca pueden traicionar un temperamento triste, puesto que son el resultado de contracciones repetidas de los músculos en acción cuando un individuo es a menudo presa de la tristeza.

● La cólera

Es una emoción negativa y una reacción de defensa frente a una amenaza real o simbólica. Se traduce por una contracción del rostro (fruncimiento de las cejas y de la frente)

● La sorpresa

Es una expresión fugaz: las cejas levantadas provocan un pliegue de la frente, agrandan y redondean los ojos y la boca abierta forma un óvalo. Ni positiva ni negativa, la sorpresa tiene a pesar de todo una connotación favorable: cuando se le pregunta a la gente sobre sus recuerdos de sorpresas, evocan generalmente momentos felices o agradables. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario