No se imagina qué fácil que es preparar los limpiadores verdes en su casa, ahorrar unos pesos y, al mismo tiempo, colaborar con el medioambiente.

Al preparar sus propios productos de limpieza, desodorizantes y desinfectantes sin agentes químicos tóxicos o agresivos, no sólo reducirá costos, sino que además contribuirá con el medioambiente.

Limpiador en pasta multiuso

Este artículo es aplicable en la mayoría de los quehaceres domésticos y no posee elementos abrasivos que puedan dañar las superficies. Es una preparación grisácea, blanda y burbujeante. Como contiene creta o tierra de diatomeas –que encontrará en su jardín o en cualquier tienda- garantiza brillo sin rayar. Utilice marcas conocidas de jabón en polvo, o bien prepárelo usted mismo rallando un pan de jabón.

• 1⁄2 taza de jabón en polvo

• 1 taza de creta o tierra de diatomeas

• 1⁄2 taza de levadura química

• 3 cucharadas de glicerina

1. En una vasija pequeña, pulverice con el dorso de una cuchara las escamas de jabón (o bien licue). Mezcle con la creta o tierra de diatomeas y la levadura química.

2. Agregue glicerina hasta formar una pasta espesa y coloque la preparación en un recipiente de boca ancha.

3 Mantenga cubierta la mezcla para evitar que se seque.

 

Lustrador para muebles sobre la base de limón

Aplique inmediatamente después de su preparación para proteger y dar brillo a superficies de madera.

• 1 taza de aceite vegetal o aceite de oliva

• 1 cucharadita de aceite de limón (disponible en tiendas naturistas o de aromaterapia)

Combine los aceites y unte en pequeñas cantidades con un paño suave. Seque y lustre.

Home_300x250_1

Limpiador para pisos de pino

La soda cristalizada, disponible en una tienda especializada, constituye una alternativa de limpieza económica y eficaz que remueve la grasa y manchas difíciles. Diluya con detergente y sal y utilice en la mayoría de las superficies resistentes.

• 1⁄2 taza de jabón en polvo

• 1⁄4 de taza de soda cristalizada

• 1 taza de sal

• 2 tazas de agua

• 2 cucharaditas de aceite de pino (disponible en tiendas naturistas o de aromaterapia)

1. Eche el jabón, la soda, la sal y el agua en una cacerola. Caliente a fuego moderado mientras revuelve hasta disolver los materiales.

2. Enfríe e incorpore el aceite de pino. Agite y vierta en un recipiente.

3. Diluya dos o tres cucharadas en un balde con agua caliente y mezcle. Si se trata de superficies amplias, duplique la proporción.

4. Al finalizar la limpieza, enjuague el piso con medio balde de agua y una taza de vinagre blanco.

 

Limpiador para vidrios que no deja marcas

Para evitar la aparición de vetas, emplee papel de diario en lugar de papel absorbente.

• 1⁄4 de taza de vinagre blanco

• 1 cucharada de fécula de maíz

• 2 tazas de agua tibia

Mezcle los ingredientes en un recipiente con atomizador y agite para disolver la fécula. Rocíe el cristal y frote con un paño o con periódico para lograr óptimos resultados.

 

Limpiador para inodoros no tóxico

¡Higienice y desinfecte su inodoro sin utilizar productos tóxicos! Simplemente vierta el preparado y deje actuar por una noche.

• 1 taza de bórax

• 1⁄2 taza de vinagre blanco

1. Tire de la cadena para mojar las paredes del retrete.

2. Rocíe con el compuesto de boro y a continuación con el vinagre. Deje actuar por varias horas y cepille.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario