Póngase unos guantes de goma y manos a la obra. Eliminar la suciedad del horno es posible si sabe cómo hacerlo.

Cómo limpiar cada parte del horno

La higiene del horno y cocina es fundamental. Los restos de grasa y comida interfieren su funcionamiento y provocan olores desagradables. No moje las partes eléctricas ya que podría dañarlas.

Limpie la junta de la puerta del horno con una esponja, agua y detergente. La mejor alternativa es actuar de inmediato.

Las bandejas de goteo en una cocina eléctrica evitan que la suciedad penetre, a la vez que reflejan y contienen el calor. La suciedad o agujeros generan fugas de calor, por lo que deben mantenerse aseadas. Si son demasiado antiguas, reemplácelas. Levante el serpentín y tire del borne. Si debe comprar una nueva bandeja, es recomendable llevar la vieja para compararla. 

Home_300x250_1

Cómo limpiar las hornallas

Los modelos cromados son económicos, aunque las enlozadas son más fáciles de limpiar. Si la llama del mechero es débil o despareja, tal vez esté tapado. Estos dispositivos varían según el tipo de electrodoméstico, por lo que es importante consultar el manual de instrucciones antes de proceder a la limpieza.

En la mayoría de los casos en primer lugar deberá levantar la cubierta de la hornalla y abrirla. Si es desmontable, remoje en agua caliente y detergente para vajilla. Para limpiar los orificios, sírvase de un palillo o un alambre delgado. Enjuague bien y deje secar antes de volver a colocarla.

En caso contrario, desármela siguiendo las instrucciones (posiblemente deba desatornillar) e higienice. Si de todas formas la llama sigue siendo irregular, consulte a un técnico.

Las perillas de los artefactos eléctricos o a gas son fáciles de limpiar. Sepárelas e introdúzcalas en agua y detergente para vajilla. Friccione sin borrar el diseño. Simultáneamente, encárguese del área debajo de la perilla. Deje secar antes de volver a colocarlas.

Los mejores productos para limpiar hornos

El método más efectivo para limpiar hornos es a su vez el más agresivo. Los productos abrasivos y las esponjas de textura rígida rayan la superficie. Una posibilidad es utilizar una esponja de fibra sintética, disponible en tiendas y ferreterías, recomendable para utensilios con superficie antiadherente y eficaz a la hora de remover manchas difíciles. En combinación con el limpiador adecuado, eliminan los restos de grasa sin deteriorar su cocina.

Los productos que contienen lejía son eficaces pero a la vez peligrosos. Las instrucciones que acompañan este tipo de artículos son detalladas y deben seguirse al pie de la letra ya que producen quemaduras severas y generan gases tóxicos. A su vez, son perjudiciales sobre superficies enlozadas. Consulte siempre el manual de instrucciones. Si no lo tiene, contáctese con el distribuidor.

Si planea utilizar limpiadores a base de lejía u otros productos concentrados, colóquese guantes de goma, gafas protectoras y prendas de manga larga. Asegúrese de ventilar bien la habitación.

Ciertas unidades de superficie texturada cuentan con un sistema auto-limpiante por el que las manchas se disuelven a altas temperaturas. De todas maneras, en algunos casos es necesario complementar con limpieza manual.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario