3 tratamientos de belleza caseros, fáciles ¡y económicos! 3 tratamientos de belleza caseros, fáciles ¡y económicos!

¿Quiere hacerse tratamientos de belleza sin gastar mucho dinero? No espere más. Lea esta nota para aprender a consentirse en su casa como si estuviera en un spa.

Vapor, exfoliantes y mascarillas

Si decide premiarse con un facial en un spa, parte del programa consistirá en estos tres tratamientos. Aunque se perdería el placer suntuario de la experiencia en el lugar, muchos tratamientos de spa se pueden reproducir fácilmente en casa por una fracción de su precio.

El vapor abre los poros para una limpieza profunda. Las cremas exfoliantes eliminan las células muertas de la piel y mejoran la circulación, dotando a la piel de una luminosidad juvenil. Las mascarillas faciales humectan y nutren la piel. Además, le brindarán unos minutos para relajarse (siempre puede hacer de cuenta que está en el spa). Prepare estos tratamientos de bajo costo con ingredientes de la alacena.

Home_300x250_1

Recetas para exfoliación y vapor


Exfoliante de arroz para una piel suave

Las japonesas dependen del arroz para mantener su cutis limpio y suave. Este exfoliante contiene bicarbonato, para desprender las células muertas. La canela y la cáscara de limón combaten inflamaciones y bacterias. Un tratamiento perfecto para la piel oleosa y propensa a granitos.

 

Ingredientes:

2 cucharadas de bicarbonato de sodio

2 cucharadas de arroz, molido en el molinillo de café o en la procesadora

1 cucharadita de cáscara de limón finamente rallada

½ cucharadita de canela en polvo

Paso a paso:

1. Mezclar todos los ingredientes en un frasco de boca ancha, limpio y seco.

2. Para usar, masajear suavemente con el exfoliante sobre la piel húmeda. Enjuagar.

 

Baño de vapor con limón y romero

El limón tonifica la piel y tiene una suave acción antibacteriana, y el romero estimula la circulación.

 

Ingredientes:

1 limón, en rebanadas

1 cucharada de romero seco

5 gotas de aceite esencial de lavanda (optativo)

 

Paso a paso:

1. Llenar un bol con agua hirviendo. Agregar el limón, el romero y el aceite de lavanda.

2. Cubrirse la cabeza y hombros con una toalla para formar una especie de carpa e inclinarse sobre el bol, manteniendo la cara a unos 25 cm del agua caliente. Exponerse al vapor 10 minutos. Refrescarse con agua y secar con una suave presión.

 

Exfoliante suavizante de avena y té

La avena y las almendras molidas son exfoliantes. Este preparado sirve para la piel seca, porque la humecta y desprende las células muertas que pueden generar una piel apagada.

 

Ingredientes:

½ taza de avena arrollada

½ taza de almendras

3 cucharadas de hojas de té verde (en hebras o envasado)

Aceite de oliva virgen

Paso a paso:

1. Colocar la avena y las almendras en la procesadora y triturarlas groseramente. Añadir el té y procesar hasta obtener una mezcla fina y con textura arenosa.

2. Conservar la mezcla en un frasco hermético esterilizado.

3. Para usar, mezclar 1 o 2 cucharadas de la preparación con la cantidad necesaria de aceite de oliva para formar una pasta.

4. Dejar reposar 1 o 2 minutos para que tome consistencia. Aplicar con un suave masaje con la yema de los dedos, sobre la piel húmeda; enjuagar.

 

Exfoliante de miel y almendras

Esta preparación sirve para usar en codos, pies, piernas y otros lugares con piel áspera.

 

Ingredientes:

1 cucharada de miel, o más si es necesario

2 cucharadas de almendras molidas

5 gotas de aceite esencial de lavanda (optativo)

Paso a paso:

1. Entibiar la miel dentro de una taza, apoyándola sobre agua caliente unos minutos.

2. Procesar las almendras hasta triturarlas finamente. Colocar en un bol y mezclar con miel tibia hasta formar una pasta untable. Agregar el aceite esencial, si se prefiere.

3. Humedecer la piel con agua tibia. Masajear con la pasta donde la piel se descama. Conservar el producto en la heladera, cubierto con film. Entibiar antes de usar.

 

Baño de vapor de manzanilla y menta

La manzanilla calma las irritaciones y la menta refresca la piel. Hay muchas hierbas para coci­nar y tés en saquitos que se usan en tratamientos de vapor para el rostro. Por ejemplo: las infusiones de salvia, tomillo, orégano y té con mezcla de cítricos sirven para la piel grasa. Las semillas de hinojo son muy buenas para la piel seca o madura (se deben triturar o moler antes de usar). Los blends de té especiados son una maravilla para activar la circulación.

 

Ingredientes:

2 saquitos de té de manzanilla

2 saquitos de té de menta

½ litro de agua hirviendo

Paso a paso:

1. Colocar los saquitos de té en un bol térmico y cubrirlos con agua hirviendo.

2. Cubrirse la cabeza con una toalla para formar una carpa e inclinarse sobre el bol, a unos 25 cm del agua caliente. Cerrar los ojos y quedarse al vapor de 10 a 15 minutos.

3. Al terminar, refrescarse la cara y el cuello con agua y secar con una suave presión.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario