En caso de aftas, dolor de muelas o sangrado de encías, las hierbas ayudan a mantener una buena salud bucal.

Melisa (Melissa officinalis)        

Tratamiento para fuegos

Estudios clínicos demuestran que la melisa es un remedio tópico efectivo para las aftas (herpes bucal), pues ayuda a reducir el tiempo de curación, evita que se propaguen las lesiones y alivia los síntomas. El alivio sintomático es impresionante sobre todo al segundo día del brote, que por lo general es cuando los síntomas son más agudos. Estos efectos no son sorprendentes, ya que pruebas de laboratorio muestran que la hierba, y especialmente su aceite esencial, tiene la capacidad de eliminar de forma rápida a los virus del herpes simple 1 y 2.

DOSIS

La crema de melisa que se usó en los estudios clínicos mencionados era extremadamente concentrada (contenía el equivalente a 700 mg de extracto de melisa por gramo). Busque preparados comerciales con la misma potencia, o pídale a un herbolario que le prepare una. También puede tratar de preparar una infusión fuerte de melisa y usar el líquido en una compresa.

Aceite de clavo (Syzygium aromaticum)

Alivio rápido para dolor de dientes

El aceite de clavo es un analgésico y anestésico muy eficaz. Al aplicarlo a un diente adolorido o unas encías inflamadas, reduce el dolor en minutos, aunque sólo por un tiempo relativamente corto. Funciona al reducir la percepción al dolor del tejido afectado; también tiene propiedades antiinflamatorias y antibacteriales.

DOSIS

Unte un poco de aceite esencial de clavo directamente en el sitio del dolor. Si no encuentra aceite esencial, frote suavemente clavos pulverizados o enteros en la zona afectada, pero tenga en cuenta que pueden no ser tan efectivos como el aceite esencial, que es rico en eugenol, su principio activo más importante.

Mirra (Commiphora myrrha)

Antiséptico para las encías

La resina del árbol de mirra se usa para tratar problemas bucales y de encías en la mayoría de los sistemas curativos tradicionales del mundo. Es un tratamiento útil y rápido para úlceras bucales, gingivitis, periodontitis y encías sangrantes, pues es un antiséptico efectivo, ayuda a reducir la inflamación, tiene una acción anestésica local y favorece la curación de heridas.

DOSIS

Normalmente, la mirra se usa en forma de tintura, disponible con un herbolario. Se puede aplicar a úlceras bucales e infecciones sin diluir, o añadir al agua (30 a 60 gotas) para usarla como enjuague bucal o en gárgaras para problemas de encías más generalizados.

Home_300x250_1

Precauciones

• Use el aceite de clavo como un tratamiento tópico para dientes y encías. No lo ingiera.

• El aceite de clavo a veces causa dermatitis por contacto o empeora la irritación de las encías y membranas mucosas. Si sucede esto, suspenda su uso y enjuague la boca con suficiente agua.

• Use el aceite de clavo sólo como un remedio de emergencia o a corto plazo, hasta que pueda acudir con un odontólogo. Evite usarlo repetidamente por largos períodos, ya que puede dañar el tejido de las encías.

• No confunda la mirra (Commiphora myrrha) con la Myrrhis odorata (perifollo oloroso).

• No utilice ninguna de las hierbas mencionadas si está embarazada o lactando, a menos que sea bajo supervisión médica.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario