¿Llega la primavera y no puede dejar de estornudar? A continuación, le explicamos por qué se producen las alergias.

Cuando las bacterias, los virus u otros organismos se introducen en el cuerpo, el sistema inmunológico empieza a destruir lo que causa el problema, pero ignora las partículas benignas. Sin embargo, en algunas personas no puede distinguir entre el material inocuo y el de riesgo. Como resultado, las partículas benignas provocan la liberación de una sustancia presente en las células (la hormona llamada histamina) y de otros compuestos inflamatorios en el área del organismo donde el irritante entró, ya sea los ojos, la nariz o la garganta. No se sabe por qué reacciona así el sistema inmunológico, pero algunos expertos aseguran que la nutrición deficiente y los contaminantes en el aire son factores que lo debilitan. En el caso de la rinitis alérgica, por ejemplo, la predisposición genética también influye en gran medida.

Alergia: Una enfermedad que va en aumento

La incidencia de alergias (incluidas las que empiezan en la edad adulta) ha aumentado en los países desarrollados. Las razones son diversas, entre otras: la gente pasa mucho tiempo encerrada dentro de su casa, los niveles de contaminación se han disparado, los ambientes “demasiado limpios” envolvieron nuestra infancia y confundieron a nuestros sistemas inmunológicos. Las personas con alergias tienen tres veces más probabilidades de contraer asma y padecer sinusitis. Mejorar el diagnóstico es importante, ya que muchos casos de alergia respiratoria, que suelen presentarse en los primeros meses de vida, se confunden con otros padecimientos, como los resfríos y la gripe. Es por eso que, hoy en día, los facultativos se han propuesto llevar a cabo dos tareas: impulsar mejores técnicas de diagnóstico entre los médicos clínicos y favorecer el uso de medicamentos conocidos como antihistamínicos de segunda generación, los cuales anulan la acción de la histamina. Se distinguen de sus antecesores porque estos no provocan sueño.

Home_300x250_1

¿Resfrío o alergia?

Así que cree ser alérgico a alguna sustancia. Pero… ¿está seguro? Aunque las enfermedades alérgicas son de las afecciones respiratorias más comunes y su prevalencia ha aumentado, existen otras, como los resfríos, cuyos síntomas se asemejan mucho. Antes de hacer una cita con el médico, tómese cinco minutos para responder las siguientes preguntas.

1. ¿Tiene síntomas como estornudos, congestión, escurrimiento nasal, ojos llorosos, fatiga y dolores de cabeza, y se manifiestan en forma simultánea?

2. ¿Es variable la duración de los síntomas? Por ejemplo, ¿se presentan una vez al mes, varias veces a la semana, sólo un par de días o únicamente durante algunas horas?

3. ¿El escurrimiento nasal es de color claro?

4. ¿Estornuda repetidamente, digamos, dos o tres veces seguidas?

5. ¿Sus síntomas aparecen con más frecuencia en primavera que en otoño?

6. ¿Las molestias nasales se presentan sin dolores o escalofríos?

RESULTADOS

De 3 a 5 respuestas afirmativas: es casi seguro que los síntomas se relacionen con alergias; consulte a su médico para realizarse las pruebas necesarias.

De 3 a 5 respuestas negativas: tal vez sea un resfrío u otra enfermedad respiratoria. Espere unos días; si no desaparecen los malestares, programe un turno con su doctor.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario