¿No se le ocurre cómo incorporar fruta en la alimentación? Descubra postres deliciosos con estas sugerencias.

Cereal con plátano. Tarta de frutilla. Rebanadas de manzana cubiertas con crema de maní. Con postres tan dulces como éstos, ¿por qué refunfuñamos y nos quejamos cuando el médico nos recomienda comer más fruta? Es una mina de oro en cuanto a las vitaminas y los minerales que requiere el organismo, incluyendo la vitamina C, que ayuda a prevenir el daño que el alto nivel de azúcar en la sangre causa a células y arterias.

Lleve más cítricos en el carrito

Naranjas, limones, limas y toronjas no sólo son ricos en vitamina C, también son buenas fuentes de fibra. (Una naranja grande contiene 4 gramos). Los jugos de limón y lima son ricos en aderezos para ensalada. La cáscara se puede rallar y añadir a vinagretas o a los ingredientes secos de panes y pasteles. Los limones podrían tener otra ventaja: estudios preliminares sugieren que los alimentos ácidos, como el limón, reducen el efecto de la comida en la glucosa sanguínea. Compre limones adicionales y añada el jugo a todo, desde un sándwich de atún hasta a la pasta

Home_300x250_1

Compre algunas manzanas

¿Quiere mantener estable el nivel de glucosa en la sangre? Las manzanas están llenas de fibra soluble que retrasa la digestión de los alimentos y, por lo tanto, la entrada de glucosa al torrente sanguíneo. Un grupo de investigadores descubrió que las mujeres que comían al menos una manzana diaria tenían 28 por ciento menor probabilidad de desarrollar diabetes, en comparación con quienes no comían ninguna. Las manzanas también son ricas en flavonoides, antioxidantes que previenen afecciones cardiacas, si usted come la cáscara.

Ponga un melón en su carrito

Estas frutas destacan en el departamento de la vitamina C. Y a pesar de su dulzura, no contienen mucha azúcar. ¿No puede acabarse un melón entero comiendo una rebanada diaria en el desayuno? No importa. Córtelo en cubitos, añádalos a una gelatina sin azúcar y métala al refrigerador. Listo: tendrá un postre fácil y saludable. Una taza de melón contiene más de la cantidad diaria recomendada de vitamina A, una protección vital contra algunas de las complicaciones más graves de la diabetes, como problemas en el riñón y la retina.

Compre moras

Pueden saber dulces, pero su dulzura es engañosa. La fructosa, un azúcar natural presente en la mayoría de las frutas, es más dulce que la sacarosa (azúcar de mesa), así que se necesita mucho menos (y pocas calorías) para obtener ese sabor dulce. Y la fructosa es menos dañina para la glucosa sanguínea; la eleva mucho más lentamente que la sacarosa. Las moras están llenas de fibra, por no mencionar las antocianinas, unos compuestos saludables que los científicos creen que pueden ayudar a bajar el nivel de azúcar en la sangre al aumentar la producción de insulina.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Dennis
Dennis

Muy buen material de lectura