Lejos de ser una cuestión estética, detrás del diámetro de su cintura se esconde el riesgo de padecer ciertas enfermedades, como diabetes e hipertensión.

Cómo medir el diámetro de su cintura

Para averiguar el diámetro de su cintura, mida su cintura sobre la piel, sin ropa. Use una cinta métrica suave y flexible (como la usada en costura). No se mida alrededor de la parte más pequeña de la cintura y no use su ombligo como referencia. Coloque el borde inferior de la cinta métrica arriba de los huesos de la cadera. Esto garantiza que esté midiendo la parte del abdomen donde la grasa visceral es más gruesa. Asegúrese de que la cinta esté derecha, no retorcida, y no la tense demasiado. Tome la medida al término de una exhalación de aire normal (¡no meta la panza!) De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, los riesgos comienzan a los 89 cm o más para las mujeres y a los 101 cm o más para los hombres. Pero algunos expertos advierten que el problema empieza cuando la cintura mide 7 cm menos que eso. 

Home_300x250_1

Cerca de uno de cada dos adultos tiene niveles peligrosos de grasa visceral y ese porcentaje crece a medida que se intensifica la epidemia de obesidad. ¿No tiene sobrepeso? No suponga que puede ignorar la amenaza; existen pruebas convincentes de que incluso algunas personas bastante delgadas tienen demasiada grasa abdominal escondida en su interior. Cuando algunos investigadores británicos tomaron imágenes de resonancia magnética de los torsos de más de 700 mujeres y hombres, hicieron este descubrimiento: el 45% de las mujeres delgadas y el 65% de los hombres delgados tenían la suficiente grasa visceral como para que aumentara su riesgo de sufrir problemas de salud. Los científicos concluyeron que aquellas personas delgadas por fuera, pero gordas por dentro, en realidad se encontraban en la instancia previa al sobrepeso; no hacían mucho ejercicio y comían dietas repletas de alimentos con altos contenidos de grasas y azúcar.

Tarea para el hogar: realice un seguimiento de la medida de su cintura aun si el número está dentro del rango saludable.

¿Es difícil reducir la grasa abdominal?

Todos tienen algo de grasa visceral, pero si tiene sobrepeso, podría estar cargando de 2 a 4 kilos de grasa. La buena noticia es que resulta más fácil perderla que a la grasa rebelde de las caderas, los muslos y los glúteos. Un pequeño esfuerzo arroja grandes resultados. Cuando en la Facultad de Medicina de Yale se estudió a 173 mujeres que caminaron a paso vivo 50 minutos, tres veces por semana, se halló que bajaron 5 cm de cintura; y le dijeron adiós a un 13% de su grasa visceral. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario