Una de las claves para mejorar la capacidad pulmonar es respirar aire puro. Aunque no siempre dependa de uno, hay algunas medidas que pueden tomarse. 

COMBATA LOS GASES TÓXICOS

No es novedad que el aire fresco hace bien. Los beneficios oxigenantes del aire de mar se conocen hace siglos. Aun así, conviene tener presente los efectos de la contaminación ambiental, tanto en lugares abiertos como cerrados, sobre todo porque muchas de las sustancias contaminantes son incoloras e inodoras.

Sin duda, el aire urbano está más viciado que el rural, y muchos de los contaminantes son producto del transporte, como el dióxido de nitrógeno, que puede irritar las vías respiratorias y provocar tos y dificultades para respirar, y las partículas en suspensión (suciedad que transporta el aire), que emiten los motores diesel y otras fuentes. El material particulado empeora los problemas respiratorios y aumenta el riesgo de sufrir infartos y derrames cerebrales en personas con una propensión a estas enfermedades. Los compuestos orgánicos volátiles (COV), producidos por la combustión de los motores, contienen sustancias químicas como el benceno que, inhalado durante un período prolongado, puede causar cáncer de pulmón. El monóxido de carbono de los gases de escape obstruye la circulación de oxígeno en la sangre, lo que ocasiona problemas a los que padecen enfermedades cardíacas y pulmonares, como se demostró en un estudio realizado en Grecia. Por último, el ozono, producto de la reacción del dióxido de nitrógeno y de los COV con la luz solar, irrita incluso las vías respiratorias sanas.

Tratar de evitar la hora pico es una forma de no respirar estos gases tóxicos.

Home_300x250_1

AIREE SU CASA

Las sustancias que producen poca contaminación pueden ser dañinas cuando quedan atrapadas en ambientes cerrados, calefaccionados y con aberturas de doble vidriado. Para combatirlas, puede abrir las ventanas para reciclar el aire. Hágalo incluso en invierno: tan solo diez minutos hacen la diferencia. Si tiene mascotas, sáquelas de la habitación, quite el polvo y pase la aspiradora para eliminar la caspa animal del ambiente. A continuación, le sugerimos ideas para mejorar la calidad del aire de su hogar:

• Seguridad en los electrodomésticos Asegúrese de que sean instalados por un profesional y tengan ventilación externa. La gasolina y el gas propano producen dióxido de nitrógeno y monóxido de carbono, sustancias perjudiciales para la salud.

• Símbolos de productos peligrosos Opte por productos de uso doméstico que no sean tóxicos. Las sustancias químicas que contienen algunos aerosoles, los productos de limpieza, los pesticidas, las pinturas y los solventes pueden irritar los ojos, la nariz y la garganta, causar mareos, náuseas O provocar reacciones alérgicas. Deseche los productos tóxicos viejos con precaución.

• Hongos y moho: Elimine la humedad. No deje superficies del baño mojadas porque se forma moho. Use extractores de aire para evitar que se acumule vapor.

• Hogar verde: Las plantas de interior purifican el aire porque eliminan las sustancias contaminantes, absorben el dióxido de carbono, producen oxígeno y controlan la humedad. Pruebe tener espatifilos, lazos de amor, hiedras o filodendros.

• Ácaros: Lave la ropa de cama con frecuencia para combatir los ácaros del polvo doméstico, ya que se reproducen en lugares húmedos y cálidos. Existen fundas especiales para colchones y almohadas que impiden el paso de estos diminutos arácnidos. Una encuesta realizada en Inglaterra demostró que los ácaros son la causa del 58% de las alergias domésticas.

• Protección contra el monóxido de carbono: Instale una alarma sonora contra el monóxido de carbono para evitar intoxicaciones causadas por aparatos de gas defectuosos. Un estudio reveló que en un año se hospitalizaron 230.000 pacientes en los Estados Unidos, a causa de intoxicaciones con monóxido de carbono.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario