Aprenda de qué se trata esta enfermedad, cómo se manifiesta y cómo tratarla con estas recomendaciones de especialistas.

Durante la época de frío, no es raro ver a personas que se quejen de fuertes dolores de cabeza, oídos tapados y nariz congestionada. Lo más probable es que se trate de un cuadro de sinusitis, patología que, a grandes rasgos, se define como la inflamación de la mucosa y los senos paranasales.

¿Qué es la sinusitis?

Los senos nasales son cuatro pares de cavidades huecas que se encuentran en los huesos que rodean la nariz, y se sitúan arriba de los ojos, atrás del puente nasal y de los pómulos. Están cubiertos de una membrana delgada que segrega mucosidad, la cual pasa a la nariz a través de pequeñas aberturas. La mucosidad atrapa lo que se inhala, como el polvo, el polen y los gérmenes, y lo vacía atrás de la garganta, donde es deglutido (casi todos los gérmenes peligrosos son destruidos por los ácidos gástricos). En condiciones normales, el trabajo de los senos es tan sutil que pasa inadvertido. Pero la membrana puede irritarse o inflamarse, producir más mucosidad (o más espesa) y tapar las diminutas aberturas sinusales. En esto consiste la sinusitis. Cuando ataca, los senos no se vacían adecuadamente, y esto causa dolor de cabeza, sensación de opresión en la frente y excesivo escurrimiento retronasal. La mucosidad acumulada, además, es un terreno fértil para las bacterias

Home_300x250_1

¿Cuáles son los síntomas de la sinusitis?

• Tensión arriba de la nariz (entre los ojos).

Constipación nasal.

Dolor que empeora al inclinar la cabeza hacia delante.

Sensibilidad localizada arriba de los senos nasales.

Escurrimiento retronasal.

Secreción nasal de color verde amarillento.

• Dificultad para respirar por la nariz.

Fiebre, escalofrío, dolor de muelas.

• Oídos tapados.

¿Por qué contraemos sinusitis?

Una de las principales causas es una infección de las vías respiratorias superiores, como un resfrío común que se complica. El revestimiento de los senos también puede irritarse por el tabaco, la contaminación del aire o las alergias. Las personas con el tabique desviado o pólipos nasales son más propensas a padecerla.

¿Qué vitaminas y complementos combaten la sinusitis?

Hay algunos casos de sinusitis, como una infección bacteriana, cuyo tratamiento requiere el uso de antibióticos. Pero hasta la medicina ortodoxa está empezando a dudar de la aplicación generalizada de estos fármacos, sobre todo en gente con afecciones sinusales crónicas que quizá no sean bacterianas. Los antibióticos tampoco ayudan al organismo a prevenir futuras infecciones de los senos de la nariz. Aunque esté tomando antibióticos, puede usar complementos para eliminar una infección aguda. Las vitaminas y las hierbas que aquí mencionamos son muy útiles para personas con problemas sinusales recurrentes. Ninguna tiene los efectos secundarios (como boca seca) de los descongestionantes o de otros fármacos convencionales. Una excelente forma de prevenir y curar la sinusitis es reforzar las defensas del organismo contra los gérmenes. Empiece por elegir uno de estos remedios: equinácea, tragacanto, uña de gato, hongos reishi o maitake. Para ataques agudos, tome sólo una hierba hasta que la infección desaparezca. Para una sinusitis crónica, pruebe alternando cada una en ciclos de una a dos semanas para crear y mantener inmunidad. La vitamina C y los flavonoides ofrecen un beneficio adicional a las personas cuyos ataques de alergia se convierten en sinusitis. Reducen al mínimo el efecto de la histamina, una sustancia inflamatoria producida por las células como una reacción al polen y otros alergenos. El tomillo es una hierba que, tomada en infusión, ayuda a descongestionar las vías respiratorias. Coloque 2 g de tomillo seco en una taza de agua hirviendo. Déjelo reposar 5 minutos antes de colarlo. Beba tres vasos al día. El saúco, el rábano picante y el sello de oro son plantas que también proporcionan alivio en las molestias de la sinusitis.

¿Cómo prevenir la sinusitis?

• Evite el humo de cigarrillo y el polvo excesivo.

• Beba muchos líquidos para adelgazar la mucosidad.

• Use humidificador o vaporizador.

• Aplique compresas calientes en la cara; ayuda a despejar los senos paranasales.

• Drene la mucosidad aplicándose agua salada con un irrigador sinusal (lo venden en comercios naturistas y farmacias).

¿Cuándo consultar con su médico?

• Los síntomas no desaparecen en una semana o están acompañados de secreciones con sangre.

• La sinusitis se repite más de tres veces al año.

• Hay enrojecimiento, dolor, dilatación o parálisis ocular: quizá sea celulitis orbital, una afección que puede afectar el ojo y los nervios faciales. Busque ayuda médica inmediata.

• Decide tomar algún complemento o remedio herbal

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario