No está solo cuando se trata de perder peso. De hecho, tendrá más éxito si busca la ayuda de unos cuantos cómplices para mantenerse en la ruta correcta. 

1.       CONSIGA UN CUENTAPASOS

Quizá ya tenga uno en algún cajón, pero si no es así, consiéntase y compre uno. Son baratos, fáciles de usar y se consiguen en muchas farmacias y supermercados. Úselo todo el día, todos los días. “Mucha gente descubre que se motiva para caminar más”, dice RydinGray. Pero al margen de que eso la describa a usted, una forma maravillosa de mantenerse motivado es que el cuentapasos registra todos sus movimientos. Al final de cada día, quíteselo y tome nota del número de pasos que dio. Sume esos pasos cada semana y maravíllese de lo mucho que ha avanzado.

2.       ANÓTELO

Probablemente haya oído que llevar un diario de alimentos facilita controlar su consumo. Si bien esto es cierto, y desde luego vale la pena intentarlo, deje espacio en la libreta para el ejercicio de todos los días. “Anote las cifras de su cuentapasos, el número de veces que subió por las escaleras o caminó por el pasillo para ver a un compañero de trabajo en lugar de enviarle un correo electrónico”, sugiere Rydin-Gray. Tal vez no pueda calcular exactamente todas las calorías que quemó con cada movimiento, pero todo cuenta y al ver cómo se va sumando todo se motivará.

3.       CONSIGA UN ALIADO

Una de las ayudas más exitosas para el ejercicio no le costará ni un centavo, y probablemente la encuentre en una llamada telefónica o del otro lado de la calle o dentro de su misma casa. “Lograr que otra persona haga ejercicio con usted, ya sea un familiar, una vecina o una amiga, es una de las mejores formas de mantener un régimen de ejercicio”, afirma Volpe. Cuando solo se trata de usted, es más fácil hacer trampa o no cumplir con un compromiso que hizo consigo misma. Pero no puede salirse con la suya cuando involucra a una amiga. Incluso puede formar pareja con alguien que no viva cerca de usted. 

Home_300x250_1

4.       TOME UN DESCANSO

Si tiene chicos en casa, quizá cuente con un sistema de videojuegos. Así que juegue regularmente unos cuantos niveles con su hijo o nieto. Si es un juego que requiera de actividad, como Wii Tennis, tanto mejor. Pero incluso las consolas más tradicionales le permitirán gastar unas cuantas calorías con sólo manipular un control manual (de pie, en lugar de estar sentada: sí importa).

5.       CELEBRE CADA UNA DE SUS VICTORIAS

A medida que avance, es importante hacer un balance de lo que ha logrado, lo cual le da otra razón para tener un cuaderno donde seguir sus progresos. Y no se recrimine si no alcanza la meta de pérdida de peso que se propuso. “Me entero de algunas personas que se enojan consigo mismas porque sólo perdieron 3 kilos en lugar de 4. Se consideran un fracaso, pero yo digo: ‘¡Bajó 3 kilos! Eso hay que celebrarlo’”, dice Volpe. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario