Nada más molesto y doloroso que un calambre: aprenda a prevenirlos y tratarlos desde la alacena de su casa.

Puede pasar que se despierte del sueño debido a un dolor agudo y repentino en la pierna; o que haya salido a correr y no pueda avanzar porque la pierna se acalambra. Los calambres musculares le ocurren a todo el mundo en algún momento y suelen pasar tan rápidamente como aparecen. Pueden ser causados por el ejercicio intenso, pero también por permanecer entumecido en una posición demasiado tiempo. En la mayoría de los casos, si se emplea un remedio comprobado de la cocina, el dolor se puede terminar fácilmente.

Cómo actuar ante un calambre

Estas respuestas rápidas ayudan a manejar el problema.

• Si se despierta en medio de la noche por un calambre en la pierna, inmediatamente flexione el pie hacia arriba. Luego empuje el pie en dirección al cuerpo con las manos, si es necesario, para darle un buen estiramiento al músculo de la pantorrilla. Después de estirarse, masajee la pantorrilla con un masaje firme y rápido. Si todavía duele, aplique un paquete de verduras congeladas sobre el área dolorida.

• Coloque una almohadilla eléctrica o un paño caliente sobre el músculo rebelde para relajar el calambre y aumentar el flujo sanguíneo en el tejido afectado. Seleccione una temperatura baja para la almohadilla; aplique durante 20 minutos, retírela y espere 20 minutos antes de volver a aplicar.

• Tome una larga ducha tibia o sumérjase en la bañera. Para más alivio, vierta media taza de sal inglesa. El magnesio que contiene ayuda a la relajación.

Home_300x250_1

Remedios caseros para prevenir los calambres

Hidrátese con H2O

Dado que los calambres suelen ser causados por la deshidratación, beba abundante agua, antes y durante el ejercicio o esfuerzo físico. Éste es el plan:

• Beba al menos 2 tazas de agua antes de cada sesión de ejercicio físico.

• Haga una pausa y beba entre 120 y 240 cc de agua cada 10 o 20 minutos durante las sesiones de ejercicios.

• Si transpira mucho, considere tomar una bebida deportiva como Gatorade, que repone el sodio y los electrolitos perdidos.

• Si el problema son los calambres en las piernas durante la noche, beba un vaso entero de agua antes de irse a la cama.

Romero para beber y aplicar

Este remedio trabaja de afuera hacia adentro y de adentro hacia afuera. El romero contiene cuatro sustancias antiinflamatorias, entre ellas el ácido rosmarínico que funciona para calmar el dolor de una forma muy similar al de la aspirina. Además el ácido rosmarínico se absorbe fácilmente a través de la piel y está aprobado como analgésico tópico por las autoridades médicas de Alemania.

Para usar, coloque unos 30 g de romero seco en un frasco de ½ litro hermético (para conservas) y llene con agua hirviendo. Tape bien el frasco y deje reposar durante 30 minutos. Aplique el líquido como lavando la zona dolorida, dos o tres veces por día. Cada vez que aplique la infusión, beba dos dosis del mismo líquido, del tamaño de una medida de licor.

Beba agua de vinagre

Este antiguo remedio popular les encantará a los que aprecian el vinagre de manzana. Agregue dos cucharadas de vinagre de manzana y una pequeña cantidad de miel a un vaso con agua y bébalo para aliviar los calambres nocturnos en las piernas. Por cierto, para el momento que haya caminado hasta la cocina para preparar este brebaje, el calambre ya será historia, tal vez ésa sea la clave de este consejo.

Que los calambres dejen dormir

Si los calambres lo despiertan de madrugada, beba un vaso de agua tónica (asegúrese de que contenga quinina) antes de ir a la cama. Los investigadores indican que la quinina puede calmar los calambres nocturnos en las piernas. Pero nunca ingiera comprimidos de quinina, ya que han sido prohibidos por la FDA (Food and Drug Administration) por sus graves efectos colaterales.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario