Si siente dolor de estómago después de haber comido mucho, no hace falta recurrir a un medicamento: estas cuatro hierbas son excelentes para el alivio de la indigestión.

El placer de una comida desaparece cuando le sigue el dolor quemante y la molestia de la indigestión o dispepsia. Estas hierbas podrán ayudarlo.

Olmo rojo (Ulmus rubra)

El mucílago en la corteza del olmo rojo forma un gel que recubre el tracto gastrontestinal, actuando como un antiinflamatorio y favoreciendo la curación. El olmo rojo es una hierba ideal para quien sufre de indigestión, pues el gel protege el recubrimiento del estómago de los efectos del ácido excesivo.

DOSIS: Mezcle 1 cucharadita de polvo de corteza de olmo rojo en agua y bébalo de 15 a 30 minutos antes de las comidas (como los olmos rojos cada vez son más escasos, es mejor comprar la corteza en forma de polvo que conseguirla).

Ulmaria (Filipendula ulmaria)

La ulmaria alivia la indigestión, el reflujo y otros problemas de acidez excesiva. Si se toma durante varias semanas, ayudará a normalizar la producción de ácido estomacal, al tiempo que calmará los tejidos gástricos inflamados y estimulará la curación.

DOSIS: Remoje de 4 a 6 g de hojas secas y de puntas florecientes de ulmaria en agua caliente; beba 3 tazas al día.

Home_300x250_1

Genciana (Gentiana lutea)

La genciana mejora la digestión al estimular los receptores de sabor amargo en la lengua, desencadenando así la producción de saliva, ácido gástrico y otros fluidos digestivos. Alivia muchos síntomas que pueden ocurrir debido a una mala digestión, como acidez, flatulencia, náuseas y falta de apetito. Es mejor tomarla antes de las comidas durante varias semanas, aunque una dosis después de una comida pesada también puede ser beneficiosa.

DOSIS: Tome de 2 a 5 gotas de tintura de raíz de genciana en agua, o remoje 1 g de raíz y rizoma secos en agua hirviendo. Tómela 3 veces al día, de preferencia entre 15 y 30 minutos antes de comer.

Anís (Pimpinella anisum)

El anís ayuda a aliviar la incomodidad y el dolor de la indigestión, y es especialmente útil cuando hay meteorismo e inflamación. Otras hierbas aromáticas —como la alcaravea, el hinojo y el eneldo— se pueden usar del mismo modo.

DOSIS: Muela hasta 1 cucharadita (2 g) de semillas de anís para liberar el aceite esencial, antes de remojarlas en agua hirviendo. Beba hasta 3 tazas diarias.

Precauciones

• Consulte al médico si padece de indigestión o de acidez con frecuencia, o bien, si se presenta vómito.

Un infarto a veces se confunde con los síntomas de la indigestión. Pida inmediatamente una ambulancia si los síntomas están acompañados de un dolor que baja por el brazo o sube por el cuello, o por mareo, debilidad o falta de aliento.

• El olmo rojo puede interferir con la absorción de otros medicamentos, así que espere 2 horas entre dosis.

• No tome ulmaria si está ingiriendo anticoagulantes o adelgazadores de la sangre (incluyendo la aspirina), o si es alérgico a los salicicatos.

• No confunda el anís con el anís estrella.

• No tome genciana si sufre de úlcera péptica o duodenal.

• Con la excepción de cantidades culinarias normales de anís, no use estas hierbas si está embarazada o lactando, a menos que sea bajo supervisión médica.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario