hierbas aromáticas hierbas aromáticas

Elegir un remedio adecuado para aliviar un resfrío o una gripe depende de los síntomas que usted experimente. Aquí encontrará las mejores curas naturales para diversas afecciones respiratorias.

Salvia: alivio para dolor de garganta

Salvia officinalis

Está documentado que ciertos compuestos de la salvia tienen propiedades antibacteriales, lo cual puede explicar el uso tradicional de la hierba en forma de gárgaras para el dolor de garganta y la amigdalitis.


DOSIS Prepare una infusión concentrada de salvia seca; úsela como gárgaras varias veces al día, según lo requiera.

 

Saúco: remedio para fiebre y gripe

Sambucus nigra

Las flores de saúco se usan para tratar infecciones del sistema respiratorio superior, o congestión nasal. Las bayas se han usado desde hace mucho tiempo para preparar bebidas refrescantes y vinos, pero una investigación más reciente en Israel halló que un preparado comercial de bayas de saúco, estandarizado por su contenido de antocianinos —los compuestos morados que dan color a las bayas— ayuda a aliviar los síntomas de la gripe y a reducir el tiempo de la infección. Los investigadores en Israel suponen que el extracto funciona al alterar la superficie del virus, evitando que se arraigue en el organismo.


DOSIS Hierva en agua 1 o 2 cucharaditas (2 a 5 g) de flores secas de saúco; beba 3 tazas al día. También puede buscar un preparado comercial hecho de bayas, y seguir las instrucciones del fabricante.

Home_300x250_1

Ajo: es un agente antibacteriano de amplio espectro

Allium sativum

Investigaciones in vitro han demostrado que el ajo y varios de sus compuestos tienen una actividad de amplio espectro contra numerosos organismos causantes de enfermedades, incluyendo cepas del virus de la gripe. El ajo también ayuda a combatir resfríos y gripes al mejorar la actividad de las células inmunitarias; si se toma de manera profiláctica (es decir, como un medicamento preventivo), puede evitar contraer resfríos.

 

DOSIS Para infecciones, consuma hasta 2 dientes de ajo fresco al día. Píquelos y déjelos reposar de 5 a 10 minutos antes de cocinar con ellos. Así permitirá que se forme el activo medicinal llamado alicina. Como prevención, use una dosis de hasta 3 dientes por semana, o compre un preparado comercial que aporte una cantidad estandarizada de aliína o alicina, y siga las instrucciones del fabricante.


Tomillo: antibacterial y antiespasmódico

Thymus vulgaris


El aceite esencial de tomillo se considera una de las sustancias antibacteriales más potentes de la naturaleza, así que los herbolarios a menudo recetan la planta para ayudar a aliviar infecciones del aparato respiratorio como resfríos, gripe, amigdalitis y laringitis. También tiene propiedades antiespasmódicas, de modo que se puede usar para calmar la tos.

DOSIS Remoje hasta 1 cucharadita (4 g) de hojas secas de tomillo o 2 cucharaditas de hojas frescas en agua caliente; beba 3 tazas al día.

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario