Esos intensos dolores mamarios que aparecen de repente pueden deberse a varios motivos. A continuación, le enseñamos cómo prevenirlos de manera natural.

¿Le ocurrió más de una vez? Se da vuelta en la cama, se gira boca abajo y ¡ay! Los pechos duelen como si hubiera recibido un golpe. La mayoría de los casos de dolor mamario son inofensivos y cíclicos; acompañan el ciclo menstrual, regulado por las hormonas. Algunas mujeres también pueden presentar algún bulto en el pecho junto con la situación de dolor sensible, una afección llamada enfermedad fibroquística mamaria. Un alivio instantáneo podría estar muy cerca... en la cocina.

Cómo evitar los dolores mamarios

Antes de abrir la puerta de la alacena para buscar el remedio, abra la puerta de su armario y observe su ropa interior. Si un corpiño no tiene un buen calce, las mamas pueden tener cierto movimiento o quedar demasiado comprimidas. Esa falta de sostén puede causar el dolor mamario (y también dolor de espalda). Cuando los pechos están sensibles debido al síndrome premenstrual, un corpiño con buen ajuste puede minimizar el movimiento y aliviar el dolor. Para tomarse las medidas del corpiño, pase la cinta métrica justo por la parte más prominente del busto, y rodee toda la caja torácica. La cinta debe apoyarse plana sobre la piel, sin estiramiento ni flojedad. Tome nota de esa medida, pues corresponde al talle. Con el uso, los corpiños tienden a aflojarse, y suelen tener más broches en la espalda para ajustarlos correctamente.

Siempre pruébese el sujetador antes de comprarlo; y salga de compras en el momento de su ciclo menstrual en que las mamas no estén hinchadas.

Home_300x250_1

Cuándo consultar al médico

Si es madre lactante y tiene dolores mamarios, podría tener mastitis, una infección que típicamente se trata con antibióticos. La mastitis suele estar acompañada de hinchazón, fiebre y una sensación de calor, dolor o ardor. También consulte a su médico si nota que la piel de los pechos está poceada o arrugada, similar a la piel de naranja. Y definitivamente consulte si encuentra un bulto o una dureza de cualquier tipo. Otros síntomas que exigen atención médica rápida incluyen:

• Un moretón en el pecho aunque no haya tenido ningún golpe

• Pérdida de líquido inusual por los pezones, o sangrado

• Un pezón que repentinamente se repliega hacia adentro

• Síntomas que interfieran con el sueño o con la vida diaria

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario