Las causas de la fiebre pueden ser varias. Pero lo cierto es que se puede controlarla con remedios naturales que seguramente tenga en su casa.

Cuando tenemos fiebre, nos sentimos muy mal. Lo más probable es que en un momento estemos ardiendo, y al instante, temblando de frío. Las causantes suelen ser infecciones bacterianas o virales, como la amigdalitis o la gripe. Aunque nos haga pasar un mal rato, en realidad la fiebre es parte del sofisticado sistema inmunitario del organismo. Y uno puede sentirse mejor con estos remedios de la alacena.

Medidas para adoptar cuando tiene fiebre

Cuando se tiene fiebre, evite fomentarla al insistir en las actividades habituales. Mejor, siga estos consejos comprobados:

• Recuéstese y cúbrase con una manta.

• Tenga preparados té caliente y abundante líquido.

• Dispóngase a pasar un par de días de reposo y relajación.

Aleje la fiebre con un baño

Para ayudar a bajar la fiebre, tome un baño de esponja apenas tibio o casi frío, cada hora o con más frecuencia si es necesario. También puede remojar toallas en agua fría y aplicarlas en las muñecas, la frente y el cuello. Si le agrada, puede sorber un cubito de hielo rociado con jugo de limón, para humedecer la boca. Por último, beba agua y otros líquidos en abundancia, para evitar la deshidratación. Los baños de esponja tibios bajan lentamente la temperatura del cuerpo, y beber líquido previene la deshidratación.

Home_300x250_1

Combata el fuego de la fiebre con el de las especias

Según los sanadores ayurvédicos que practican la medicina tradicional de la India, la canela, el coriandro, el ají picante y el jengibre promueven la transpiración y pueden ayudar a cortar la fiebre. Emplee tanta cantidad de especias como tolere. Agregue coriandro, jengibre y ají picante a un caldo de pollo, para tomar mientras se está recuperando. También puede espolvorear tostadas con canela, o mezclarla con el té.

Provoque la sudoración con un té de jengibre

Este remedio contiene compuestos antiinflamatorios, con un efecto leve similar al de la aspirina. Los herbolarios clasifican al jengibre como diaforético; esto es, que hace transpirar, lo que ayuda a reducir la fiebre. Para preparar un té efectivo contra la fiebre, corte en rebanadas finas un trozo de jengibre de 5 a 7 cm de largo. Colóquelas en una olla con un litro de agua. Hágalo hervir y manténgalo a fuego bajo 30 minutos, tapado. Deje enfriar. Cuele y beba una taza tres veces por día, endulzado con miel. Si no, agregue una cucharadita de jengibre en polvo en una taza de agua hervida, tape y deje reposar. Cuele antes de tomar. Consulte al médico si está embarazada.

Mójese los pies

Un baño de pies especiado ayuda a bajar la fiebre, porque hará que la sangre circule hacia los pies. Así se alivia la presión en los vasos sanguíneos de la cabeza y se aumenta la circulación. En una palangana llena de agua caliente, añada una cucharadita de mostaza en polvo. Mezcle bien y sumerja los pies unos 15 minutos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario