Esta versátil hierba no solo sirve para realzar sabores en la cocina, sino que cuenta con propiedades medicinales y desinfectantes.

El romero en la cocina

Las hojas tienen una textura leñosa, por lo que debe picarlas finamente. También puede usar las ramas enteras, o atar unas hojas dentro de una bolsita de muselina y sacarla antes de servir. El romero seco tiene un sabor parecido al fresco, pero su textura es muy dura y quizá no se suavice, incluso cuando se cuece mucho.

El romero es popular en la cocina italiana. Prepare una simple, original y deliciosa cubierta para pizza con rebanadas delgadas de papa, ajo triturado y hojas picadas de romero fresco.

Las hojas trituradas de romero tienen un refrescante olor a pino, con un dejo de menta y eucalipto, y su sabor fuerte “mata” otros sabores si se usa en exceso. Complementa sabores fuertes similares, como el vino y el ajo; alimentos harinosos (pan, panecillos, papas); carnes suculentas como la de cordero, cerdo, pato y aves de caza; vegetales como las berenjenas, los zucchinis y las crucíferas (como por ejemplo el repollo y la coliflor); y también va bien con salchichas, rellenos, sopas y estofados, o remojado en vinagre o en aceite de oliva para darle sabor.

Los tallos de romero casi sin hojas, que se usan como brochettes para pescado, carne o vegetales cocinados a la parrilla, les transmiten su sabor.

 

Home_300x250_1

Aromaterapia con romero

Externamente, el aceite esencial de romero se aplica diluido para aliviar dolores musculares y de las articulaciones. También se dice que previene la calvicie prematura y estimula el crecimiento del cabello.

El romero es considerado un remedio digestivo tradicional, y tomado como infusión ayuda a calmar los cólicos, la inflamación y los gases, y a curar síntomas “biliosos” como dolores de cabeza y mala digestión de grasas.

 Usos del romero dentro de la casa

El romero se puede usar de muchas maneras en casa.

Prepare un desinfectante simple de romero: hierva un puño de hojas y tallos pequeños en agua por 30 minutos. Cuele y vacíe a una botella con rociador.

• Desinfecte y desodorice peines y cepillos para pelo remojándolos en una solución de 1 taza (250 ml) de agua caliente, 1 cucharada de bicarbonato de sodio y 5 gotas de aceite esencial de romero.

Use romero seco en sachets repelentes de insectos y en popurrís.

Use un enjuague de romero en su perro después de bañarlo, para evitar pulgas.

Lave la alfombra donde duerme su perro y añada unas gotas de aceite esencial de romero en el enjuague final. O rocíe a sus mascotas con desinfectante de romero mientras se secan tras bañarlos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario