Es frecuente sentir ansiedad: a todos nos pasa. El problema es cuando toma las riendas de nuestra vida. Aprenda a reducir la ansiedad con soluciones caseras.

Un poco de ansiedad es algo bueno. Es la respuesta adecuada ante el estrés. Es lo que nos hace mirar hacia ambos lados antes de cruzar la calle. Pero la ansiedad también se puede exagerar, cuando nos preocupamos en exceso por una pequeñez, o por nada, hasta que se convierte en un hábito. En lugar de prepararnos para enfrentar una situación más estresante, el estrés “inflado” o crónico puede llegar virtualmente a paralizarnos con síntomas físicos y emocionales. Por suerte, encontrará maneras simples y naturales de tranquilizar su mente, sin siquiera salir de la cocina.

Qué hacer ante un ataque de ansiedad

Si siente una ansiedad repentina, siga esta secuencia de pasos para recobrar la calma:

• Evalúe la situación y dese cuenta de qué la provoca. Considerar racionalmente qué está pasando suele ayudar para aplacar las emociones impulsivas.

• En lo posible, trate de imaginarse fuera de esa situación.

Respire profundamente varias veces. Concéntrese en inspirar lenta y profundamente y luego exhalar. Regular la respiración usualmente pone a la ansiedad bajo control. Para hacer la respiración más lenta y profunda, siéntese, apoye una mano sobre el abdomen e inhale lentamente, de modo que con la mano sienta expandirse el abdomen, pero sin que los hombros se levanten. Mantenga durante 4 o 5 segundos y exhale muy lentamente. Repita hasta que se sienta más calmado.

Home_300x250_1

Cuándo consultar al médico

Es perfectamente normal tener ansiedad antes de dar un examen, cuando hay que pronunciar un discurso o cuando se esperan los resultados de un chequeo médico. Pero podría padecer un desorden de ansiedad si se asusta en situaciones cotidianas, si siente un miedo intenso, se preocupa en exceso, experimenta síntomas físicos como dolor en el pecho, palpitaciones, falta de aliento, mareos o problemas estomacales, o si tiene recuerdos aterradores y persistentes. El tratamiento podría incluir terapia conversacional, en particular terapia de comportamiento cognitivo, y también medicación para la ansiedad y la depresión.

Recetas del médico naturista

El sol es excelente para derrotar la ansiedad. Trate de permanecer al sol 15 minutos diarios, y durante ese tiempo no use pantalla solar. Esto aumentará naturalmente sus niveles de vitamina D, lo que puede hacer disminuir la depresión y la ansiedad.

Despensa curativa

Aceite de lavanda

Atún o salmón (en lata)

Cereales fortificados

Manzanilla

Miel

Nueces

Pollo

Romero

Semillas de lino

Vitamina B12

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario