Coronavirus: recomendaciones para el cuidado de la higiene. Coronavirus: recomendaciones para el cuidado de la higiene.

Las alertas se siguen intensificando a medida que el coronavirus avanza en más países. Conozca qué medidas implementar en su entorno familiar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la situación como pandemia, debido a la alta cantidad de infectados alrededor del mundo. Por otro, lado la Organización Panamericana de la Salud (OPS) expuso una serie de recomendaciones y medidas claves que ayudan a la población a entender y cuidarse del coronavirus .

 

¿Qué es el coronavirus (COVID-19) y cómo se transmite?


El Coronavirus pertenece a la familia de los coronavirus que causan enfermedades de leves a graves en los humanos y animales. Esta enfermedad se transmite de persona a persona. El primer caso fue identificado en Wuhan, china y es una enfermedad respiratoria.

 

Los expertos aseguran que los adultos mayores de 60 años pertenecen al grupo de mayor riesgo de enfermarse con gravedad. Además las personas con enfermedades preexistentes como la diabetes o cardiopatías.

 

El contagio se produce por contacto personal cercano con alguna persona infectada. También cuando la persona infectada tose o estornuda y a su vez contamina las superficies. Además, se puede contagiar cuando toca las superficies contaminadas y se lleva las manos a la nariz, ojos y boca.

 

La higiene, la mejor arma para evitar el contagio

 

-Lave sus manos con frecuencia, use suficiente agua y jabón y frote ambas manos durante al menos 40 segundos.

 

-Limpie las superficies comunes como mesas, sillas, control remoto, etc; con productos a base de alcohol.

 

-En caso de estar en contacto permanente con objetos de circulación, como billetes; mantenga alcohol en gel y aplique frecuentemente en sus manos.

 

Otras recomendaciones

 

Evite el contacto cercano con personas que tengan síntomas de gripe. Si tiene tos y fiebre, evite el contacto estrecho y busque atención médica inmediatamente.

Al toser y/o estornudar, cubra su boca y nariz con la parte interna del codo o un pañuelo desechable (desechar inmediatamente).

Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.

 

Remedios caseros para mantener la higiene en el hogar


- Loción antiséptica: empape un algodón en agua de hamamelis y agrege una gota de aceite de lavanda. Utilicelo para limpiar suavemente una herida, asegurándote primero de que tiene las manos limpias. El agua de hamamelis contiene alcohol al 70 %, que en sí mismo es un efectivo compuesto antibacteriano.

- Enjuague bucal antibacteriano: mezcle media cucharadita de té de bicarbonato de sodio en media taza de agua, agregue dos gotas de aceite de menta y una de aceite de árbol de té. Enjuague completamente la boca pero no tragues. 

- Baño pédico antimicótico: aunque el aceite de lavanda tiene una actividad antibacteriana moderada, un estudio in vitro de 2011 demostró que puede ser más efectivo que los tratamientos convencionales para tratar micosis tales como la tiña, el pie de atleta e incluso la cándida. Un baño pédico regular con varias gotas de aceite puro de lavanda podría detener o incluso revertir el crecimiento de las micosis.

- Baños herbarios para manos: los investigadores de la Universidad de Michigan, Escuela de Salud Pública, descubrió que el jabón común es tan bueno como los jabones antibacterianos especialmente formulados para disolver las membranas celulares de las bacterias (y que en ambos casos hay que frotarse por 20 segundos para que sea efectivo). Agregar sustancias antimicrobianas al jabón común fortalecerá su acción antibacteriana, y también le dará un aroma agradable. Simplemente, rallá una barra de jabón común en una olla, entíbiela con suficiente agua para que se disuelva (pero que no quede demasiado acuoso), y agregue cuatro o cinco gotas de árbol de té o algún otro aceite esencial. Transferí la mezcla a un molde y déjalo enfriar y endurecer.

- Desinfectante de manos en gel: mezcle una taza de gel de aloe vera con una taza de alcohol al 70 % (alcohol isopropílico). Agregue siete u ocho gotas de cualquier aceite esencial y mezcle en un bol. Tanto el alcohol como los aceites esenciales matan bacterias, y los aceites se disuelven en alcohol.

Home_300x250_1
Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario