Moldes de cocina Moldes de cocina

Si quiere aprovechar los utensilios de cocina que ya tiene y no gastar dinero en nuevos, estos consejos son lo que buscaba.

1. Haga un colador instantáneo

Su lingüini casi está terminado y se da cuenta que olvidó reemplazar su colador roto. Que no le dé pánico. Tome un molde de aluminio para pastel limpio y un clavo pequeño, y hágale agujeros. Al terminar, doble el molde para que quepa sobre un recipiente hondo. Enjuague su colador nuevo, póngalo sobre el tazón y vierta con cuidado su pasta.

2. Controle las salpicaduras al freír

¿Por qué arriesgarse a quemarse o quemar a alguien con aceite caliente que salpica de un sartén? Una forma más segura de freír es hacer unos agujeros en el fondo de un molde de aluminio para pastel (torta) y ponerlo al revés sobre la comida en su sartén. Use pinzas o tenedor para levantar el molde y no olvide usar guantes para cocinar.

3. Contenga el desorden de los proyectos de los niños

El brillo es notorio por aparecer en los rincones y grietas de su casa mucho después de haber enviado la obra maestra de su chico a la abuela. Pero puede minimizar el desorden usando un molde de aluminio para pastel (torta) para meter en cajones proyectos que incluyan brillo, cuentas, pintura en aerosol, plumas... bueno, ya captó.

Home_300x250_1

4. Cree un centro de mesa

Vea cómo hacer un centro de mesa rápido: asegure una vela o algunas veladoras en un molde de aluminio para pastel (torta) derritiendo algo de cera de la parte inferior de las velas en el molde. Agregue una capa delgada de agua o arena, y ponga pétalos de rosa o conchas.

5. Haga bandejas para suministros para artesanías

Ordene el inventario de sus hijos, o el suyo, de crayones, cuentas, botones, lentejuelas, limpiapipas y cosas por el estilo poniéndolas en moldes de aluminio. Para asegurar los materiales, cúbralos con película plástica.

6. Entrene a su perro

Si Toby tiene tendencia a saltar sobre el sofá o el mostrador de la cocina, deje unos cuantos moldes de aluminio para pastel (torta) a lo largo del borde del mostrador o el sofá cuando usted no esté en casa. El ruido resultante le dará un buen susto cuando salte y los golpee.

7. Haga un minirrecogedor

Si necesita un recogedor de repuesto para su lugar de trabajo o su baño, un molde de aluminio para pastel (torta) puede hacer el trabajo. Sólo córtelo a la mitad y está listo. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario