¿Creyó que había que llamar a un paisajista para organizar las plantas? No hace falta… con estos consejos, tendrá su propio jardín colgante de hierbas aromáticas.

Jardines colgantes

Cultivar hierbas en canastas colgantes es otra opción. Las plantas rastreras como el pensamiento, el tomillo, la menta y el malvón son ideales para colgar a la altura de los ojos: verá fácilmente cómo maduran y disfrutará su aroma. Si las cuelga más arriba, olvídese de ellas.

Por lo general, las canastas son de plástico o de alambre. Forre las de alambre con musgo esfagnáceo, un material fibroso y esponjoso que mantiene la mezcla de tierra y retiene la humedad, o use un forro comercial hecho de fibra de coco. Las canastas colgantes tienden a secarse con el viento, así que revise su nivel de humedad: otra razón para colgarlas a buena altura.

Home_300x250_1

Ideas para plantar hierbas aromáticas

Decida el uso que le dará a sus hierbas —por ejemplo, para cortarlas— y plántelas con esa intención.

Elija un tema si va a cultivar hierbas culinarias. Escoja hierbas picantes y especiadas como chiles y cilantro para platos asiáticos y mexicanos; y eneldo, melisa, rábano picante y orégano para pescados.

Plante colores contrastantes en la misma maceta. Pruebe con la albahaca rizada, de hojas color morado oscuro, en un lado, y con la ciboulette, de tallos finos y flores color malva, en el otro.

Procure crear un punto focal con laureles a lo largo de una pared o flanqueando una entrada. Tienen una forma redondeada que los hace perfectos para las macetas.

Use barriles de vino para lograr un aspecto mundano. Si desea un aspecto clásico, use barro decorado.

Ponga macetas con hierbas culinarias como ciboulette, rúcula, perejil o albahaca en un lugar cerca de la parrilla, y permita que los invitados corten sus propias hierbas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario