Póngase los guantes, agarre la pala y busque unas macetas y un poco de tierra: llegó la hora de hacer una huerta en casa.

La mejor ubicación para las hierbas

Si coloca las macetas en la ubicación correcta, usa tierra de buena calidad y cuida bien las hierbas, sin duda prosperarán.

Muchas hierbas, como la mejorana, el hinojo y el tomillo, prefieren el sol de lleno; otras, como la népeta, la manzanilla y el cilantro, prefieren la media sombra. Por otra parte, pocas hierbas, como el berro y la angélica, realmente necesitan la sombra. Así que identifique cuánto sol recibirá su balcón, patio o jardinera a lo largo del año, y elija las plantas tomando esto en cuenta. También puede elegir las plantas que quiere cultivar y luego encontrar el lugar más apropiado para ellas.

En climas cálidos es mejor ofrecer a las plantas protección con sombra, ya que el calor puede ser muy intenso, aunque disfruten del sol directo en climas más frescos. Otro factor importante es la buena circulación de aire; las condiciones húmedas crean problemas de hongos. Evite los lugares con vientos fuertes; una barrera, como un entramado, puede ayudar.

La maceta indicada para cada hierba

Antes de comprar macetas, piense en sus formas, tamaños y materiales, pues tendrán un papel importante en el éxito de sus plantas y el diseño de su exhibición. No use muchas macetas pequeñas, especialmente en distintos estilos y colores, pues crean una sensación de amontonamiento en los espacios reducidos. Usted puede tener una variedad, pero apéguese a lo simple: elija un solo color para dar uniformidad a una zona.

Las hierbas como el perejil, la menta y el tomillo viven bien en lugares “limitados”, y lucen atractivas al desparramarse por los bordes de las macetas. Considere la forma de lo que piensa cultivar y elija macetas que vayan con su “personalidad”.

Escoja macetas y contenedores que complementen el lugar y su entorno, elija texturas y colores que combinen con la pintura, revestimiento o superficie del área, y compre una maceta acorde.

Home_300x250_1

Tips para macetas con hierbas

- Para reducir la pérdida de humedad, aplique un sellador a las macetas porosas. O compre macetas de cerámica vidriada, que no son tan porosas, como el cemento sin tratar, el barro o la piedra caliza.

- Si mover las macetas es un problema, compre de fibra de vidrio o polietileno. Son ligeras y hay de muchas formas, tamaños y colores.

- Ponga las macetas sobre platos para retener cualquier excedente de agua y evitar que se moje y manche el piso. Asegúrese de permitir que se sequen las raíces.

- Para levantar las macetas y hacer el movimiento y barrido más fácil, use plataformas estáticas o móviles con ruedas. Vigile que las macetas estén seguras y no se muevan en días ventosos.

- Las macetas grandes o pesadas son la mejor opción en zonas expuestas a vientos fuertes, como jardines en techos y balcones.

- Tome en cuenta el tamaño: una maceta demasiado grande se verá fuera de lugar aprisionada en un balcón pequeño.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario