Seguramente oyó hablar de las compresas y las cataplasmas, pero ¿sabe de qué se tratan exactamente y cómo prepararlas?

Qué son las compresas

Una compresa es un trozo de tela que se empapa en una infusión (o tintura diluida) para aplicar sobre la piel. Las compresas se usan para aliviar dolores de cabeza o de otro tipo, para desinfectar heridas y para aliviar los ojos cansados. Prepare una compresa nueva cada vez. Haga una infusión concentrada de hierba seca con 2 o 3 cucharaditas de hierba seca por cada taza (250 ml) de agua. Cubra y deje reposar de 10 a 15 minutos. Retire la tapa y deje que la infusión se enfríe hasta alcanzar una temperatura que la piel pueda tolerar. Remoje una toalla facial o un paño en la infusión y exprima el exceso de agua.

Uso: Aplique sobre la parte afectada. Cuando se seque, puede volver a remojar y aplicar nuevamente.

Home_300x250_1

Qué es una cataplasma

La cataplasma es la aplicación tópica de una hierbafresca; generalmente se usa para favorecer la curación de músculos y huesos lastimados (torceduras, luxaciones y fracturas), o para extraer alguna materia de la piel (por ejemplo, para sacar una astilla o madurar y reventar los forúnculos).

1. Pique suficiente hierba fresca para cubrir la parte afectada del cuerpo. Coloque en un recipiente y, con un poco de agua si es necesario, muela con una licuadora manual. La mezcla final debe tener una consistencia blanda.

2. Ponga la mezcla en un trozo de tela de gasa doblada. Con una espátula o el dorso de una cuchara, extienda la mezcla para formar una capa fina capaz de cubrir toda el área afectada.

3. Unte un poco de aceite corporal en el área afectada para evitar que la cataplasma se adhiera a la piel. Aplique la cataplasma y cubra la tela de gasa con plástico para mantenerla en su sitio. Si fuera necesario, asegúrela colocando un vendaje alrededor de la cataplasma. Uso Cambie la cataplasma más o menos cada 2 horas o, si es posible, déjela puesta toda la noche.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario