Si tiene ganas de descargar energía, ponerse a amasar es la opción ideal: no se pierda estas recetas de masas caseras esponjosas y riquísimas.

Masa rápida con levadura para pizza

Inmediatamente, esta masa puede estirarse, colocarse en una placa para horno, cubrirse y hornearse. No es necesario dejarla descansar y por eso es perfecta para una pizza rápida.

• Receta básica para 700g de masa o una placa

En un bol, colocar y mezclar 400g de harina 000, 7g de levadura seca, una cucharadita de sal y otra de azúcar. Verter dos cucharadas de aceite de oliva y 250ml de agua tibia; amasar los ingredientes con las varillas para amasar de la batidora eléctrica hasta obtener una masa homogénea. Esta masa se estira fácilmente sobre una superficie de trabajo sin enharinar.

Masa con levadura para pancitos

Esta masa tampoco requiere tiempo de levado; se trabaja mientras se precalienta el horno. Igualmente, puede amasarse el día anterior con agua fría, conservarse en envase hermético y reservarse en la heladera. Modelada a gusto, la masa puede congelarse en recipientes herméticos.

• Receta básica para 600g de masa (12 pancitos o cuatro baguettes pequeñas) En un bol, mezclar 300g de harina 000, 7g de levadura seca, media cucharadita de sal y una cucharadita y media de azúcar. Verter 250ml de agua tibia y amasar los ingredientes con las varillas para amasar de la batidora eléctrica hasta obtener una masa homogénea. A gusto, moldear la masa en pancitos, colocarlos sobre una placa para hornear fría cubierta con papel manteca y llevarlos a horno apagado (rejilla del medio). Encender el horno y cocinar los pancitos hasta que el horno alcance los 200 °C, en aproximadamente 30 minutos.

Tip: para pancitos muy finos, ligeramente dulces, reemplazar el agua por leche y utilizar en total una cucharadita y media o dos de azúcar. 

Home_300x250_1

Masa quebrada para tartas

Esta masa es adecuada para forrar moldes de quiches, tartas y tarteletas, pero también puede utilizarse para bocaditos saborizados.

Si todos los ingredientes (realmente todos) así como el bol, las varillas para amasar y las manos están muy fríos y se trabaja rápidamente, puede elaborarse la masa de inmediato. De lo contrario, envolver la masa en papel film y reservarla en la heladera por una hora o en el freezer por diez o 15 minutos. Para quiches y tartas, colocar la masa blanda en el molde, cubrirla con papel film y presionarla hasta obtener una base de masa (según la receta, con o sin borde). Enfriar el molde con la masa quebrada cubierta con papel film tal como se indica anteriormente. Para el freezer, colocar el molde con la masa quebrada en una bolsa para freezer con cierre hermético y congelar.

• Receta básica para 400g de masa o una tartera (26cm diámetro)

En un bol, mezclar 300g de harina 0000 con una pizca de sal. Cortar 125g de manteca helada en trozos y añadirla. Picar la manteca con un cuchillo para unirla a la harina o frotar los ingredientes con la punta de los dedos hasta obtener una masa arenosa. Añadir un huevo o una o dos yemas y verter 75ml de agua muy fría. Amasar rápidamente.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario