Copa helada Copa helada

Dos deliciosas copas heladas para refrescarse en verano.

Copa Melba

Preparación: 15 minutos

4 porciones

Ingredientes y preparación:

Dorar ligeramente 20g de almendras en láminas en una sartén sin materia grasa añadida; dejarlas enfriar. Seleccionar 125g de frambuesas, colocarlas en un bol grande y procesarlas con la procesadora de mano. Entremezclar dos cucharaditas de azúcar impalpable y una cucharadita de jugo de limón. Dejar escurrir 8 mitades de duraznos (en conserva) en un colador. Con una cuchara de helado, moldear ocho bochas grandes de helado de vainilla y distribuirlas en cuatro copas. Sumar dos mitades de durazno por copa y colocarlas con la curvatura hacia arriba. Verter un cuarto de la salsa de frambuesas por copa y esparcir las almendras doradas. A gusto, decorar la copa Melba con frambuesas frescas y cubanitos. Servir inmediatamente.

Por porción: 280 calorías; 6g de proteínas; 42g de hidratos de carbono; 9g de grasas; 5,5g de fibra 

Home_300x250_1

Banana split

Preparación: 15 minutos

4 porciones

Ingredientes y preparación:

Dorar 20g de almendras groseramente picadas en una sartén. Cortar al medio a lo largo cuatro bananas maduras. Inmediatamente, verter tres cucharadas de jugo de limón sobre las mitades de la fruta para evitar su oxidación. Montar 200g de crema de leche junto con 7g de azúcar impalpable aromatizada con esencia de vainilla. Preparar cuatro recipientes largos para postre. En cada uno, colocar dos mitades de fruta con la curvatura hacia afuera. Con una cuchara de helado, moldear bochas de helado de vainilla (400ml) y disponerlas en el centro de los recipientes para postre. Colocar la crema de leche en una manga repostera con boquilla estrellada y decorar el postre (entre las bananas y sobre el helado). Para finalizar, sobre cada porción verter una cucharada de salsa de chocolate. Decorar con las almendras doradas y servir inmediatamente. Quien no tenga recipientes largos de postre, puede utilizar platos playos grandes.

Por porción: 420 calorías; 8g de proteínas; 48g de hidratos de carbono; 21g de grasas; 4g de fibra

EXTRA

Helado de vainilla: distinguido y versátil

Para postres súper rápidos, es aconsejable tener siempre a mano un pote de helado de vainilla en el freezer. Para quienes gusten de hacer helado casero, aquí una receta rápida y simple: batir tres yemas con 100g de azúcar hasta obtener una preparación cremosa, añadir paulatinamente 7g de azúcar impalpable aromatizada con esencia de vainilla. Montar 300g de crema de leche e integrarla a la preparación con yemas. Verter la preparación en un molde y llevarla al freezer hasta congelarla o colocarla en la máquina de helado.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario