Aprenda a preparar verduras en platos que no sean ensalada: estas dos versiones combinan lo mejor de los vegetales con queso humeante.

Abanico de berenjenas con tomates

Preparación: 30 minutos

4 porciones

Ingredientes:

800g de berenjenas chicas

Sal

1 cebolla

1 diente de ajo

1 atado de albahaca

4 cdas. de aceite de oliva, más extra para el recipiente

1 cdta. de orégano seco

1 cda. de extracto de tomate

2 latas de tomates cubeteados (400g c/u)

1 cdta. de aceto balsámico

Pimienta de molinillo

1 pizca de azúcar

30g de pan rallado

100g de queso rallado parmesano

Preparación:

1. Lavar las berenjenas, desechar los extremos superiores y cortarlas a lo largo. Hervir abundante agua con sal y cocinarlas por cinco minutos.

2. Pelar y cubetear la cebolla. Pelar y picar finamente el ajo. Colar las berenjenas y escurrirlas con un colador.

3. Lavar la albahaca y retirar sus hojas, reservar algunas para la decoración y cortar el resto en tiras o chiffonade. Precalentar el horno a 220 °C. Engrasar un recipiente apto para horno.

4. Para la salsa de tomate, calentar dos cucharadas de aceite de oliva en una olla. Transparentar la cebolla y el ajo. Añadir el orégano y el extracto de tomate, continuar la cocción por un minuto. Verter los tomates cubeteados y cocer la salsa a fuego lento, revolviendo ocasionalmente. Condimentarla con aceto balsámico, sal, pimienta y azúcar. Integrar la chiffonade de albahaca.

5. Cortar las mitades de berenjena a lo largo hasta llegar prácticamente a su extremo sin completar el corte. Cuidadosamente, presionarlas y desplegarlas para formar un abanico. Disponerlas en el recipiente. Mezclar el pan y el queso rallados.

6. Verter la salsa de tomate sobre las berenjenas. Esparcir la mezcla con queso rallado y verter dos cucharadas de aceite de oliva. Gratinar el plato en horno precalentado (rejilla del medio) por 15 minutos. Decorarlo con la albahaca reservada.

Por porción: 285 calorías; 13g de proteínas; 4g de hidratos de carbono; 20g de grasas; 7g de fibra 

Home_300x250_1

Kale gratinado con queso cheddar

Preparación: 30 minutos

4 porciones

Ingredientes:

700g de kale (o repollo rizado)

750ml de caldo de verduras

200g de crema de leche

3 cdas. de harina

Manteca para el recipiente

2 cdas. de salsa de soja

1 cdta. de miel

½ cdta. de comino molido

½ cdta. de cilantro molido

Sal

Pimienta de molinillo

1 cda. de jugo de limón

150g de queso cheddar rallado

2 cdas. de semillas de sésamo

Preparación:

1. Limpiar el kale, lavarlo y cortarlo en tiras. En una olla, hervir el caldo de verduras y cocer a fuego lento las tiras de kale por cinco minutos, revolviendo ocasionalmente.

2. Mezclar la crema de leche y la harina. Colar y escurrir el kale; reservar el líquido de cocción. Enmantecar un recipiente apto para horno. Colocar el kale en el recipiente. Verter la salsa de soja y la miel, luego condimentarlo con comino, cilantro, sal y pimienta; mezclar todos los ingredientes.

3. Precalentar el horno a 220 °C. Hervir 300ml del líquido de cocción del kale. Añadir la crema de harina y cocer a fuego lento por tres minutos revolviendo ocasionalmente. Condimentar la salsa blanca con jugo de limón y pimienta. Entremezclar 50g de queso cheddar rallado.

4. Mezclar el resto del queso con las semillas de sésamo. Verter la mitad de la salsa blanca sobre el kale y entremezclar los ingredientes. Verter la salsa blanca restante y esparcir la mezcla de queso y sésamo. Gratinar el plato en horno precalentado (rejilla del medio durante aproximadamente 15 minutos.

Por porción: 300 calorías; 17g de proteínas; 12g de hidratos de carbono; 31g de grasas; 4,5g de fibra 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario