Estos dos ejercicios proponen dos posturas para mantener y así ejercitar dos habilidades tan importantes como el equilibrio y la concentración.

LA PLANCHA

Mantenga esta postura unos diez segundos sobre cada pierna. Para perfeccionar el ejercicio, no flexione la pierna que apoya en el suelo.

1. Manténgase derecho. Coloque sus brazos extendidos en el eje de los hombros.

2. Inspirando, eleve la pierna izquierda hacia atrás, a 45º. Exhale e inclínese hacia adelante a 90º para formar una línea recta con sus brazos, el pecho y la pierna. Flexione ligeramente la pierna de apoyo de manera que utilice los músculos estabilizadores.

3. Mientras dure el ejercicio, respire profunda y regularmente. Luego recomience apoyándose sobre la otra pierna.

Home_300x250_1

EL FLAMENCO

La postura del flamenco es ideal para revisar el equilibrio. Para aumentar la dificultad, haga el mismo ejercicio con los ojos cerrados (flamenco ciego). Pues, eliminando los referentes visuales hará trabajar más su sentido del equilibrio.

1. Manténgase de pie, las piernas ligeramente separadas, los pies (descalzos) bien colocados en el suelo.

2. Junte las manos entrelazando los dedos, salvo los índices y los pulgares, apuntando en el aire.

3. Flexione la rodilla derecha y, ayudándose con la mano, coloque la planta del pie en el interior de su muslo izquierdo.

4. Apunte los índices lo más arriba posible tratando de conservar el equilibrio, con la espalda y la cabeza perfectamente derechas.

5. Mantenga la posición entre 15 y 20 segundos, luego cambie de pierna.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario