Si ya no sabe cómo combatir las náuseas, pruebe con estos maravillosos remedios caseros preparados con hierbas. 

Ya sea por un dolor estomacal de 24 horas, una intoxicación o un mareo, con las náuseas cualquiera se siente muy mal.

Jengibre (Zingiber officinale)

Si siente náuseas, tome jengibre. Varias pruebas clínicas lo avalan desde hace tiempo como un tratamiento efectivo y preventivo contra náuseas de distinto tipo, incluyen do las matutinas, las de mareo por movimiento y las postoperatorias.

DOSIS: Añada de 20 a 30 gotas de tintura de jengibre al agua, o remoje en agua hirviendo 1/2 cucharadita de jengibre en polvo o de 1 a 2 cucharaditas de raíz fresca de jengibre rallada; tómela 3 veces al día. Para niños mayores de 4 años, añada de 10 a 15 gotas de tintura de jengibre a una limonada o refresco de jengibre.

Para prevenir el mareo por movimiento ya sea en mar o tierra, tome 1 g de jengibre seco 30 minutos antes del viaje, y cada 2 o 3 horas durante la travesía. Tome la misma dosis antes de una cirugía, para reducir las náuseas postoperatorias (primero consulte al cirujano; vea Precauciones).

Home_300x250_1

Menta (Mentha x piperita)

La menta está indicada específicamente cuando las náuseas van acompañadas de sensación de estómago revuelto o cólico intestinal. Su acción antiespasmódica se debe al contenido de un aceite esencial rico en mentol.

DOSIS: Añada de 10 a 15 gotas de tintura de menta al agua, o remoje 1 cucharadita de partes aéreas frescas o secas en agua hirviendo; tómelo de 3 a 4 veces al día. Los niños mayores de 4 años tomarán un tercio o la mitad de esta dosis.

Manzanilla alemana (Matricaria recutita)

El aceite esencial que da a la manzanilla su olor característico también posee propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias, en tanto que sus principios amargos ayudan a estimular la secreción de jugos gástricos. Esta combinación de acciones, junto con sus conocidos efectos calmantes, hacen de la manzanilla una hierba muy útil para tratar las náuseas, sobre todo las que se ven relacionadas con ansiedad y alteraciones emocionales.

DOSIS: Remoje 1 o 2 cucharaditas de flores secas de manzanilla en agua hirviendo; beba de 3 a 4 tazas diarias. Los niños mayores de 4 años pueden tomar de un tercio a la mitad de esta dosis.

Precauciones

• En algunos casos, las náuseas y el vómito pueden ser síntomas de una enfermedad subyacente. Acuda al médico si los síntomas son graves, prolongados o frecuentes.

• También se recomienda atención médica si las náuseas están acompañadas de dolor abdominal agudo, confusión, dolor de cabeza y rigidez en el cuello, o si aparecieron después de una herida en la cabeza.

• La deshidratación puede ser una consecuencia del vómito. Esté pendiente de síntomas como labios y boca resecos, poca orina y pulso acelerado, sobre todo en niños. Rehidrate con una solución para reemplazar electrolitos (de venta en farmacias), y busque ayuda médica de inmediato.

• No debe tomar jengibre 2 semanas antes de una cirugía. Si lo consulta con el médico, quizá pueda tomar una sola dosis justo antes de la cirugía, para reducir las náuseas postoperatorias.

• No use la menta si sufre de reflujo gastroesofágico o hernia hiatal, pues su efecto antiespasmódico puede empeorar los síntomas al relajar el esfínter esofágico y permitir que ocurra más rápidamente el reflujo. El jengibre también está contraindicado en caso de reflujo, y no le debe dar uso medicinal si sufre de úlcera gástrica o piedras en la vesícula.

• No consuma la manzanilla si es alérgico a cualquiera de los miembros de la familia de las asteráceas (como las margaritas, la achicoria, los crisantemos y la equinácea).

• Con excepción de cantidades culinarias normales de menta y manzanilla alemana, no use las hierbas de esta página si está embarazada o lactando. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario