El frío no es excusa para dejar de comer sano. Si no nos cree, pruebe estas dos ensaladas, rápidas, deliciosas y aptas para el frío.

Ensalada de hojas con pera e hígados de pollo

Preparación: 30 minutos

4 porciones

Ingredientes:

20g de manteca

4 hígados de pollo limpios

3 cdas. de oporto tinto

80g de berro

4 hojas grandes de radicchio

1 pera madura

2 cdas. de aceto balsámico

1 cdta. de miel líquida

Sal

Pimienta de molinillo

4 cdas. de aceite de oliva

Preparación:

1. Fundir la manteca en una sartén antiadherente y cocinar los hígados de pollo por ambos lados a fuego medio durante siete a ocho minutos; luego, desglasar cuidadosamente con oporto y levantar el fondo de cocción con ayuda de una cuchara de madera. Retirar la sartén del fuego, taparla y mantener los hígados a temperatura.

2. Lavar el berro y centrifugarlo para secar. Lavar las hojas de radicchio, agitarlas para escurrirlas y picarlas groseramente o cortarlas en tiras.

3. Lavar la pera, cortarla en cuartos, descorazonarla; cortar los cuartos en láminas finas. Delicadamente, mezclar las hojas y la pera en un bol grande.

4. Para la vinagreta, mezclar el aceto balsámico, el resto del oporto (una cucharada), la miel, tres pizcas de sal y algo de pimienta. Verter e integrar el aceite. Entremezclar la vinagreta con la ensalada.

5. Salpimentar los hígados de pollo y distribuirlos en cuatro platos. Revolver el fondo de cocción de la sartén con la cuchara de madera; verterlo sobre los hígados. Presentar la ensalada con los hígados.

Alternativa

Los hígados de pollo pueden reemplazarse con pechugas de pollo trozadas; cocinarlas tres a cuatro minutos y elaborar el resto de la ensalada como se describe en la receta principal.

Por porción: 280 calorías; 11g de proteínas; 10g de hidratos de carbono; 22g de grasas; 2g de fibra

Home_300x250_1

Ensalada de endivias con pomelo y radicchio

Preparación: 20 minutos

4 porciones

 

Ingredientes:

2 endivias (500g aprox.)

1 pomelo rosado grande

150g de radicchio

20g de semillas de zapallo

2 cdas. de vinagre de vino blanco

1 cdta. de jugo espeso de pera o manzana

Sal

Pimienta

1 cdta. de estragón seco

3 cdas. de aceite de girasol

 

Preparación:

1. Lavar las endivias, agitarlas para escurrirlas y cortarlas al medio a lo largo. Con un cuchillo pequeño, cortar los troncos (amargos) en forma de cuña, separándolos de las hojas. Cortar las hojas en tiras transversales de un centímetro; colocarlas en una ensaladera.

2. Pelar el pomelo con un cuchillo afilado, para descartar también la parte interna blanca. Sobre un plato hondo, retirar el resto de la piel que divide los gajos de pomelo; a gusto, cortarlos en trozos del tamaño de un bocado. Mezclar los trozos de pomelo y el jugo reservado en el plato hondo con las tiras de endivia.

3. Lavar el radicchio y agitarlo para escurrir. Cortar las hojas en tiras e integrarlas a la ensaladera. En una sartén, tostar brevemente las semillas de zapallo; reservarlas.

4. Para la vinagreta, mezclar el vinagre de vino blanco, el jugo espeso de fruta, dos pizcas de sal y algo de pimienta. Con las manos, quebrar las hojas de estragón y añadirlas. Integrar el aceite. Entremezclar la vinagreta y las semillas de zapallo con la ensalada. Servir inmediatamente como entrada o guarnición.

Más rápido

La sustancia amarga de las endivias se encuentra particularmente en los tallos. A gusto, puede descartarse el paso en el que se cortan los tallos.

Alternativa

Quien no tenga jugo espeso de pera o manzana, puede endulzar la vinagreta con miel líquida.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario