No hace falta ir a un restaurante para probar platos exquisitos. Póngase manos a la obra y verá que no es tan difícil hornear como un profesional.

Pancitos de miel y damascos con semillas de lino

Preparación: 15 minutos

Horneado: 15 minutos

12 unidades

Ingredientes:

40g de damascos desecados

2–3cdas. de semillas de girasol

25g de germen de trigo

3cdas. de semillas de lino

250g de harina de trigo integral

1cda. de polvo para hornear

1 pizca de sal

1 huevo

150ml de leche aprox.

60g de miel

100ml de aceite (por ejemplo, aceite de canola)

Extra: papel manteca

Preparación:

1. Trozar los damascos desecados y colocarlos en un bol. Añadir las semillas de girasol, el germen de trigo y dos cucharadas de semillas de lino. Precalentar el horno a 200 °C. Cubrir una placa para horno con papel manteca.

2. Tamizar en un bol la harina, el polvo para hornear y la sal. Añadir el huevo, la leche, la miel y el aceite, y amasar los ingredientes con las varillas para amasar de la batidora eléctrica hasta obtener una masa blanda. Integrar la mezcla de damascos y semillas a la masa.

3. Con ayuda de dos cucharas, moldear 12 pancitos redondos y disponerlos sobre la placa para horno. Esparcir el resto de las semillas de lino sobre los pancitos (una cucharada).

4. Colocar la placa en el horno y hornear los pancitos por aproximadamente 15 minutos. Dejarlos enfriar sobre la rejilla de cocina y servirlos.

Para acompañar

Cortar los pancitos al medio y untarlos con queso crema o manteca; o bien, cubrirlos con queso en fetas o queso gorgonzola.

Alternativas

Reemplazar la harina de trigo integral por harina de centeno. Quien prefiera pancitos blancos, debe utilizar harina de trigo 000 o premezcla universal sin TACC para panadería. En ese caso, reducir la cantidad de leche durante el amasado.

Por unidad: 200 calorías; 4,5g de proteínas; 20g de hidratos de carbono; 11g de grasas; 3,5g de fibra

Home_300x250_1

Muffins de yogur

Preparación: 15 minutos

Horneado: 20–25 minutos

Para un molde de 12 muffins

Ingredientes:

300g de harina de trigo (o premezcla universal sin TACC)

2cdtas. de polvo para hornear

1 pizca de sal

200g de yogur natural

2 huevos

150g de azúcar

75ml de aceite (por ejemplo, aceite neutro), más extra para el molde

8g de azúcar impalpable aromatizada con esencia de vainilla

Ralladura de 1 limón

125g de queso crema untable

1cda. de mermelada de damasco

2 mitades de durazno en conserva, escurridos

Extra: 12 pirotines

Preparación:

1. Precalentar el horno a 200 °C. Colocar los pirotines en las cavidades del molde para muffins. En un bol, tamizar la harina, el polvo para hornear y la sal.

2. En un segundo bol, mezclar el yogur, los huevos, el azúcar y el aceite. Luego, integrar los ingredientes secos, el azúcar impalpable y la ralladura cítrica a la preparación anterior con yogur.

3. Verter la masa en los pirotines y hornearlos en horno precalentado (rejilla del medio) por 20 a 25 minutos hasta dorarlos ligeramente. Retirarlos del horno; dejarlos enfriar brevemente en el molde, luego desmoldarlos y colocarlos en una rejilla de cocina.

4. Mezclar el queso crema untable con la mermelada de damasco. Cortar los duraznos en octavos. Con una cuchara, colocar sobre cada muffin un poco de crema de damasco y un octavo de durazno. Servir inmediatamente.

Alternativa

Quien no tenga pirotines, puede verter la masa directamente en las cavidades del molde para muffins. No olvidar: pincelar previamente las cavidades con aceite.

Con fruta fresca

En lugar de duraznos en conserva, pueden utilizarse duraznos frescos. Pelarlos previamente y rociarlos con jugo de limón para evitar su oxidación. Si se utilizan otras variedades de frutas frescas, es importante adecuar la mermelada para el topping, por ejemplo: mermelada de frutilla para frutillas frescas.

Por unidad: 255calorías; 4,5g de proteínas; 34g de hidratos de carbono; 11g de grasas; 1,2g de fibra

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario