Disfrute de estos dos exquisitos postres tibios, ideales para sacarse las ganas de comer algo dulce y contrarrestar el frío.

Sabayón frutal

Preparación: 20 minutos

4 porciones

Ingredientes:

1 cda. de jugo de limón

2 cdas. de grappa o licor de pera

60g de azúcar

2 peras (por ejemplo, variedad Williams)

4 yemas

75ml de vino blanco dulce y frutal (por ejemplo, Marsala)

Pistachos picados para esparcir

Preparación:

1. Endulzar el jugo de limón y la grappa o licor de pera con media cucharadita de azúcar. Lavar las peras y secarlas. Descorazonarlas, cortarlas al medio y cortarlas en octavos o láminas según su tamaño. Mezclarlas en un bol con la mezcla con grappa y dejarlas reposar cinco minutos.

2. Antes de servir, presentar las peras sobre platos hondos de postre o boles, reservando cuatro octavos para decoración.

3. Colocar las yemas y el resto del azúcar en un bol a baño María. Batir los ingredientes con batidora eléctrica por tres minutos hasta obtener una crema espesa.

4. Entibiar el vino. Revolviendo, verterlo gradualmente en la crema de yemas. Continuar con el batido hasta obtener una espuma firme.

5. Presentar el sabayón frutal sobre las peras, decorar con las peras reservadas y con pistachos picados. Servir inmediatamente.

Alternativa

Según la temporada, puede servirse el sabayón con otras frutas. Uvas y duraznos combinan muy bien. Lavar las uvas y, a gusto, desechar las pepitas. Escaldar los duraznos brevemente en agua hirviendo, cortar la cocción con agua helada, retirar la piel fácilmente y cortarlos en octavos. Por último, marinar las frutas como indica la receta principal.

Con jerez

El sabayón toma otro carácter con jerez, de ser posible tipo cream sherry.

Por porción: 235 calorías; 5g de proteínas; 26g de hidratos de carbono; 10g de grasas; 2,5g de fibra

Home_300x250_1

Ananá flambeado

Preparación: 25 minutos

4 porciones

 

Ingredientes:

200g de crema de leche

7g de gelatina sin sabor, previamente hidratada y disuelta

7g de azúcar impalpable aromatizada con esencia de vainilla

25g de coco rallado

1 ananá (1kg aprox.)

30g de manteca

60g azúcar morena

50ml de jugo de ananá (sin azúcar añadida)

60ml de ron dorado (al menos un 50% de alcohol)

Preparación:

1. Montar la crema de leche junto con la gelatina sin sabor y el azúcar impalpable. Entremezclar el coco rallado. Reservar la crema de coco en la heladera en un recipiente tapado.

2. Pelar cuidadosamente el ananá. Descartar la corona, cortarlo en cuartos a lo largo y desechar el centro fibroso. Cortar la pulpa (son necesarios aproximadamente 600g) en trozos del tamaño de un bocado.

3. Derretir la manteca en una sartén de acero inoxidable (no utilizar sartenes antiadherentes) y dorar los trozos de ananá durante dos minutos, girándolos de vez en cuando; retirarlos del recipiente. Colocar el azúcar en la sartén y dejarla caramelizar.

4. Revolviendo el azúcar, verter el jugo de ananá y continuar mezclando hasta disolverlo completamente. Añadir los trozos de ananá y calentarlos brevemente en la mezcla de jugo.

5. Retirar la sartén del fuego. Para flambear de forma segura, colocar el ron dorado en un recipiente aparte, entibiarlo ligeramente y encenderlo con precaución. Verterlo encendido sobe el ananá.

6. Distribuir los trozos de ananá flambeado en boles de postre. Servirlos con la crema de coco. A gusto, esparcir coco rallado.

Flambear

Para evitar accidentes, durante el flambeado no colocar la sartén bajo el extractor en funcionamiento.

Por porción: 390 calorías; 2g de proteínas; 37g de hidratos de carbono; 25g de grasas; 3g de fibra 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario