No se pierda estas alternativas de desayunos llenos de nutrientes para empezar el día con toda la energía.

Muesli con frutas y yogur natural

Preparación: 15 minutos

4 porciones

 

Ingredientes:

4 duraznos

8 damascos

2 cdas. de jugo de limón

4 cdtas. de miel

750g de yogur natural

2 cdas. de arándanos en conserva

4 cdas. de semillas de lino

8 cdas. de copos crocantes de maíz

2 cdas. de semillas de calabaza

Preparación:

1. Lavar los duraznos y los damascos; cortarlos al medio y descarozarlos. Cortar las frutas en octavos y colocarlas en un bol. Verter el jugo de limón y rociar con miel; entremezclar los ingredientes.

2. En un segundo bol, mezclar el yogur natural y los arándanos. Integrar la mitad de la mezcla de frutas al yogur con arándanos. Por último, esparcir las semillas de lino y los copos de maíz.

3. Tostar las semillas de calabaza en una sartén sin materia grasa añadida. Servir el yogur en boles individuales o platos hondos. Colocar el resto de las frutas frescas. Esparcir las semillas de zapallo sobre el muesli y servir inmediatamente.

Alternativas

En lugar de copos de maíz, esparcir otros copos a elección sobre el yogur; reemplazar las semillas de zapallo por piñones. Para otros sabores, preparar el muesli con yogur de vainilla o frutal (por ejemplo, de mango) en lugar de yogur natural. El muesli también es sabroso con otras frutas: probar versiones exóticas con mango o melón.

Por porción: 480 calorías; 16g de proteínas; 73g de hidratos de carbono; 14g de grasas; 10g de fibra

Home_300x250_1

Compota de ciruelas con queso crema y avena caramelizada

 

Preparación: 20 minutos

4 porciones

Ingredientes:

600g de ciruelas

4cdas. de azúcar morena

75ml de jugo de uva roja

2 pizcas de canela en polvo

1 anís estrellado

2 clavos de olor

500g de queso crema reducido en grasas

2 cdas. de mermelada de frutillas

Ralladura de ½ limón

100g de avena arrollada (gruesa)

50g de almendras picadas

 

Preparación:

1. Lavar las ciruelas, cortarlas al medio y descarozarlas. Calentar dos cucharadas de azúcar morena en una olla hasta que comience a derretirse. Añadir las mitades de ciruela, calentarlas brevemente y desglasar cuidadosamente el fondo de cocción con el jugo de uva. Aromatizar la fruta con la canela, el anís estrellado y los clavos de olor. Continuar la cocción a fuego bajo en un recipiente tapado por diez minutos.

2. Mezclar el queso crema con la mermelada de frutillas y la ralladura cítrica hasta obtener una preparación cremosa. Tostar la avena arrollada y las almendras en una sartén grande. Esparcir el resto del azúcar (dos cucharadas) y sartenear para caramelizar ligeramente los ingredientes.

3. Retirar la olla del fuego y permitir que baje la temperatura de la compota. Retirar el anís estrellado y los clavos de olor. Servir la compota de ciruelas en cuatro vasos. Sumar el queso crema saborizado y finalizar con la avena caramelizada.

Más rápido

En lugar de compota de ciruelas, utilizar puré de manzana en frasco listo para usar. Aromatizarla a gusto con canela y clavo de olor molidos.

Alternativas

En lugar de mermelada de frutillas, saborizar el queso crema con cualquier otra mermelada. Reemplazar la avena arrollada por copos crocantes de cereal a elección, en ese caso: esparcirlos junto con las almendras caramelizadas en el paso 3. Para una versión más cremosa, utilizar yogur natural, aunque aporta un poco más de calorías.

Por porción: 430 calorías; 22 g de proteínas; 56g de hidratos de carbono; 13g de grasas; 6 g de fibra

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario