Un aspecto clave para la salud cardiovascular es la alimentación. Conozca cuáles son las claves de una alimentación que proteja al corazón.

1.HÁGASE TIEMPO PARA EL DESAYUNO

Un estudio realizado en Harvard entre 3.000 personas encontró que tomar un buen desayuno con granos enteros, fruta, proteínas saludables, baja el riesgo de ataque cardíaco.

2. REDUZCA LAS GRASAS SATURADAS

Abundan en los lácteos enteros, la carne muy grasosa y la ghee (mantequilla de la cocina india).

3. BUSQUE LAS GRASAS BUENAS

El 30% de sus calorías deben provenir de la grasa y, la mayor parte, de grasas insaturadas –aceite de oliva, peces grasos, aguacate (palta), frutos secos y semillas– que no elevan los niveles de colesterol.

4. CONSUMA GRANOS ENTEROS

Aumente su ingesta de granos enteros altos en fibra a tres porciones diarias, para reducir su riesgo de ataque cardíaco un 25 por ciento.

5. DISFRUTE DE COMIDAS RICAS EN COLESTEROL

Huevos, mariscos y menudencias forman parte de una alimentación balanceada.

Home_300x250_1

6. REDUZCA LA SAL

Elija las alternativas bajas en sal entre las comidas y bebidas que compra habitualmente, y evite los alimentos procesados.

7. CINCO AL DÍA, EL MÍNIMO

Cocine o consuma las verduras con un poco de grasa, como el aceite de oliva o pescados azules, para ayudar al organismo a absorber las vitaminas solubles en grasa.

8. NO OLVIDE LA FIBRA

Asegúrese de consumir suficiente cantidad de alimentos ricos en fibra soluble: ayudan a reducir el colesterol LBD. Algunas fuentes son la avena, los frijoles, otras legumbres como las lentejas, las nueces, frutas y verduras.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario