Hombre en una jaula con control remoto Hombre en una jaula con control remoto

Las excusas sobran, lo importante es saber cuándo tenemos motivos para no ejercitarnos y cuándo estamos evitando hacerlo.

Estas son algunas de las excusas más frecuentes que las personas dan para evitar el ejercicio.


1. Mi salud es mala

Esta es la razón más común entre las personas mayores para no hacer ejercicio, según un estudio estadounidense. Pero, en general, estar enfermo no es un motivo para evitar el ejercicio y, de hecho, ser más activo puede ayudar a aliviar el dolor y muchos síntomas.

2. Lleva demasiado tiempo

El secreto es incluir el ejercicio en la vida cotidiana tanto como sea posible. Si se inscribe en un gimnasio o en una clase, vaya a un lugar que esté cerca de su casa o camino a algún lugar al que asiste de manera habitual. Y dé prioridad al ejercicio; piense que es tan esencial como la limpieza de los dientes.

Home_300x250_1

3. Me resulta incómodo

Según una investigación que observó los motivos que impiden que las personas mayores se ejerciten, muchos expresaron una aversión a la sudoración, respiración pesada y dolor muscular, e imaginaron (erróneamente) que son perjudiciales. Los signos de esfuerzo físico son la prueba de que se está poniendo en forma.

4. Estoy demasiado gordo para estar en forma

Puede estar en forma, aun si tiene sobrepeso. Eso es lo que descubrió un profesor de ciencia en la Universidad de Carolina del Sur, EE. UU., al estudiar lo que denomina “la paradoja de la obesidad”. La baja capacidad cardiorrespiratoria y la inactividad representan una amenaza mayor que la obesidad. Estar en forma y tener sobrepeso es mejor que no estar en forma y ser delgado.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario